16 septiembre 2012

De nuevo




He aprendido en este tiempo a no hacer cuentas, y menos con el tiempo. Sin embargo, es cierto que empieza un tiempo que se cuenta solo: una nueva vida, una nueva forma de afrontar la vida, la vida que me quede. En cierto modo, no es algo nuevo, sino recuperar algo que se perdió, que quedó en espera. Volveré. Poco a poco.

3 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

No te apresures, aquí seguimos. Tranquila, ya he dicho a mi reloj de péndola que no marque las horas; y que si lo hace no sea para sumar sino para restar.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cada uno tiene sus tiempos. Lo importante es regresar cuando merece la pena la vuelta.
Aquí te espero. Vuelve a tu aire, como quieras y cuando quieras. Te estaré esperando.

Miguel dijo...

En esta vida siempre se vuelve. Solo hay que saber cuál es el momento oportuno para volver.
Me alegro de que hayas vuelto.

Besos.