01 diciembre 2016

Parece que fue ayer

"Oídme, practicantes del Dharma, la vida y la muerte es el asunto esencial. El tiempo pasa rápido como una flecha. A vosotros, que buscáis la Vía, humildemente os digo: tomad conciencia del momento presente".





Es tópico que al recordar un evento de cualquier tipo, sobre todo si fue feliz, alguien diga: "Parece que fue ayer".Y realmente fue ayer, cuando tenemos una concepción amplia del tiempo. Todo es un presente continuado. El pasado es memoria, el futuro sólo imaginación. Cualquier suceso es ahora mismo, ya, en este momento. 
Hace cinco años dejé de escribir con asiduidad en este blog, un cuaderno de halago al ego, pero también un modo de expresión personal y de comunicación con otros seres afines por algún misterioso motivo que desconocemos. Y ahora vuelvo, con otra calma, con el único deseo de comunicar y de expresar. No a todos los amigos les gustará por igual, pero los verdaderos amigos lo comprenderán todo, y quizás incluso perdonarán los excesos o los comedimientos. los rechazos inevitables y las recomendaciones entusiastas. Cada persona es lo que es, pero si es consciente de lo que es, su vida se vuelve mucho más llevadera y su relación con el mundo más ecuánime y compasiva.
Cinco años y parece que fue ayer, pero de ayer a hoy han pasado muchas cosas. Cosas poco importantes, pero entrañables. Anécdotas en una vida pequeña, pero que ya se extiende por algo más de seis décadas. Algunos sucesos son hitos relevantes para esa pequeña vida, otros son simplemente el discurrir de los días, uno igual a otro y todos diferentes. Tengo como lema personal aquella frase de un maestro zen que exclamó: "¡Qué maravilla! Corto leña y acarreo agua!"
Voy a tratar de contarlo, poco a poco, para no cansar ni cansarme. A quien quiera leer. A quien quiera reír o enternecerse. Vamos allá. 


6 comentarios:

Unknown dijo...

Querida Fuensanta, querida mía, ¡cómo me gusta bailar al son que marca tu letra! La letra forma parte indisoluble de la palabra ya sea vervalizada o escrita y como en este caso nos atañe lo segundo,ten por seguro que te disfruta ré. Kármicamente te llevo conmigo, muy cerca del corazón, ya sabes, por dentro y por fuera 😍😍😍

Clares dijo...

Querida UNknown, que sé quién eres, no te escondas, muchas gracias por tus preciosas palabras. Ten la seguridad de que tus sentimientos son un eco de los míos y que todo lo que aquí aparezca escrito será auténtico y sentido desde el corazón. Un gran abrazo.

elena cabrera galisteo dijo...

😂😂😂😂😂 creía que salía elena cabrera galisteo así, tal cual, con minúsculas...

elena cabrera galisteo dijo...

Creo que ya sale esa que se llama como yo 😉

Miguel Ángel dijo...

Pues yo en eso no soy nada original, y me he apropiado de esta parrafada bíblica: “Hay un tiempo para cada cosa, y una cosa para su tiempo. Tiempo de nacer, tiempo de morir; tiempo de plantar, tiempo de arrancar; tiempo de matar, tiempo de sanar; tiempo de destruir, tiempo de construir; tiempo de llorar, tiempo de reír; tiempo de hacer duelo, tiempo de bailar; tiempo de arrojar piedras, tiempo de recogerlas; tiempo de abrazar, tiempo de desprenderse; tiempo de buscar, tiempo de perder; tiempo de guardar, tiempo de arrojar; tiempo de rasgar, tiempo de coser; tiempo de callar, tiempo de hablar; tiempo de amar, tiempo de odiar; tiempo de guerra, tiempo de paz”.

Sin embargo, a veces no encuentro tiempo para hacer algunas cosas, y en otras se me va el tiempo sin sentirlo. Pero una cosa te digo, para mí, pequeñas o grandes, tengan consecuencias o terminen en sí mismas, las aprecien los demás o pasen desapercibidas, las cosas que me suceden o que me invento, todas son importantes. Y no creo que sea alimentarme el ego ni tocar a rebato publicarlas en mi blog. Si a alguien pueden interesarle, ahí están; que no pasa nadie a leer, ahí siguen. No será el primer libro, ni el último, que duerme sueño eterno en un estantería. Tal vez alguien, alguna vez le quite el polvo…

Tú escribe, y cuéntanos cosas. Por fa…

Eme (Nada que ver con eme dj)) dijo...

Madre mía, cuánto tiempo!! Me alegra leerte otra vez.