15 noviembre 2006

GRAFFITI



Inicio con esta entrada una serie de fotos y comentarios sobre los grafitti de mi ciudad.


Me interesan los escritos de las paredes, muros, puertas, monumentos, porque son la expresión de lo oculto, de lo clandestino, de lo juvenil. Son la rebeldía de la expresión. Son la salida nocturna y subrepticia del inconsciente colectivo -¿sigue existiendo algo así?, me pregunto. Sigue existiendo, a pesar de este mundo de pensamiento uniforme sólo variado en las diferentes formas de la publicidad.

Nos encontramos en estos grafitti lo políticamente correcto, lo políticamente incorrecto, el pensamiento reaccionario, el pensamiento progresista, el no pensamiento, la gracia y la mala hostia, la inteligencia y la denuncia.

Puedo imaginar, de hecho me gusta imaginar, al joven solitario, al grupo de muchachos y muchachas con su spray negro, con su plantilla de dibujo, o con los colores nebulosos, en la madrugada, en el silencio de las altas horas, abrigados y escurridizos, vigilantes, poniendo en un rapto de inspiración su pensamiento o su sentimiento inmediato, o la frase largamente meditada, la consigna política, subrayada a veces por la A encerrada en el círculo ácrata.

Comienzo con un grafitti muy reciente. Llevo desde mayo siguiendo por el blog de León los broncos acontecimientos de Oaxaca. Hasta principios de otoño no se han conocido en los medios estos sucesos y la lucha del pueblo oaxaqueño contra un gobernador dictatorial que ganó las elecciones de aquella manera, o sea, a la manera del pucherazo. Hoy por primera vez, en un oscuro callejón de Murcia, aparece un grafitti alusivo, firmado por un partido muy, muy minoritario, casi ya olvidado. Da igual quien lo firme, si en el fondo late la solidaridad con gente que está luchando día a día contra la pobreza y la injusticia. Ya van once muertos allí. Menos que en Irak, desde luego, pero la maldad no se mide por muertos, se mide por maldad, simplemente.
Desde esta ciudad, vuelan hasta México, hasta el estado de Oaxaca este grito gráfico en un oscuro callejón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fuensanta.. que hermosa se ve esa pinta. Sabemos de antemano que el pueblo Español se ha levantado a favor del movimiento Oaxaqueño.

Me da mucho gusto saber que el apoyo continua. Hoy Miercoles 15 de noviembre hubo una marcha en repudio al "INFORME DE GOBIERNO" de Ulises... la marcha de maestros de la sección 22 del SNTE (Magisterio Oaxaqueño) partió del monumento a Juárez (cd. de Oaxaca)y cuando bordeaba el Zócalo fueron atacados por elemnetos de la PFP, con gases lacrimogenos... mi madre andaba ahi y resultó con quemaduras por los gases. :(

Mal gobierno. No sé que iba a iformar, talvez el número de muertos ó el dinero que se ha robado... Gobernabilidad no hay.

En fin. Las cosas están delicadas por éstos rumbos. Y la paz no llegará a Oaxaca con la presencia de la PFP.

Un enorme beso querida amiga. Gracias por elevar el ánimo con esa magnifica foto.

León.

Prismatico dijo...

muy buena la pared grafiteada, que bueno que este movimiento no sea solo un grito en el desierto, si no que haya gente en cualquier parte que sepa de injusticias, alto a la represion. Salu2

Clares dijo...

Hola, Prismático
Gracias por tu comentario. Pero tengo muchísimos más grafitti que iré poniendo. Quise inaugurar la serie con el de Oaxaca por el cariño y la preocupación que siento por aquel lugar, y también por la admiración hacia su lucha.