12 noviembre 2012

Sunyata


 Amaia está en el porche, sentada en una hamaca, silenciosa, abrigada con una manta roja, con la mirada perdida. 
Le pregunto: "¿Qué? Aquí tan tranquila, ¿eh?"



Contesta como somnolienta: "Estoy mirando los dibujos de las nubes".

4 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Amaia es sabia y sabe lo que hace.
"Lo esencial es invisible a los ojos" y ella conoce la capacidad plástica de las nubes e indaga los misterios que cuentan con sus formas. (yo también la miraba durante horas cuando era niña).
Sunyata, adorable vacío que implica plenitud interior.
Un beso, preciosa.

Clares dijo...

A los siete años aún se es sabia; luego vamos perdiendo esa comprensión inocente del mundo. A mí me fascinaban las nubes como a ti, y como a la sensible Amaia.

Miguel dijo...

Y es verdad. El cielo y las nubes saben dibujar como nunca ningún ser humano lo hizo. Lo que hace falta es tener bastante sensibilidad para sentirlo.

Un beso.

Thornton dijo...

La cría apunta maneras.

Besos.