10 abril 2006

Hace muchos, muchos años, -tampoco es cosa de que diga cuántos- en tal día como hoy, mi tía me vistió de hebrea, como a tantas criaturas de Lorca. Me puso un palma rizada en la mano y me mandó a recibir a un hombre que venia con una túnica sobre una burrita. Era el domingo de Ramos y yo tenía entonces este aspecto que podéis ver.
Junto con mi actuación estelar en la representación de Blancanieves, disfrazada de mariposa del cortejo de animalillos de la protagonista, esto fue algo absolutamente definitivo para iniciar mi afición por el teatro y los disfraces.


(Próximamente, la niña de Mariposa.)

3 comentarios:

León dijo...

Que tierna imagen..!!


Me hiciste recordar tiempos de antaño, cuando tenia 4 años y me disfrazaba de pastorcillo, (incluso una vez me disfrazron de burro,para el pesebre) ...

Sigue publicando..!! ;)

Saludos desde el otro lado del charco.

Clares dijo...

Pues espera y verás la foto de mariposa, es una pasada, de verdad.
¿No te fuiste de vacaciones al fin?
Cuando leí los sitios a los que pensaban ir tus padres, casi que me voy con ellos. Ten en cuenta que desde aquí esos nombres tienen un aroma sugerente, mágico. Yo me quedo en la ciudad unos días y luego me voy al campo a descansar unos días. Pero es un campo que está en un pueblecillo, Ulea, y que es uno de los secanos más duros del mundo, quitando el Sahara.
Desde España, saludos, chico.

★♥Rebel Boy♥★ dijo...

yo no recuerdo que me vistieran de algo? ahhhhh si de indio xD pero tenia como 2 años o 1 xD en la guadalupana. Que bonita niña la de la foto. Saludos