06 abril 2006

Para los que se crean que sólo en Marbella huele a podrido, mucho más que en Dinamarca, que al fin y al cabo sólo tenía unos asuntillos de familia, propongo este trabalenguas tan ingenioso:

El Levante está enladrillado,
¿quién lo desenladrillará?
El desenladrillador que lo desenladrille
buen desenladrillador será.

Que, por cierto, debe de ser una cosa que se le habrá ocurrido a unos miles de millones de personas, pero que no me puedo resistir a poner aquí.


¿PARA CUÁNDO LA DISOLUCIÓN DEL LADRILLAZO LEVANTINO?

1 comentario:

Carlos Clares dijo...

Dice Valacarcel que aquí no va a pasar como en Marbella. ¿Nos toma por imbéciles o qué? Menudo sinvergüenza.