19 diciembre 2006

Primero llegaron las jóvenes feministas. Habían tomado su fuerte frase de Mujeres Creando. No es que esté totalmente de acuerdo con la frase -lo de la licuadora suena muy duro- pero cualquier mujer se siente liberada, complacida, no sé cómo definirlo, con ese deseo expresado por mujeres jóvenes que se sienten siempre amenazadas. "Imagina que es de madrugada, que una muchacha va sola por la calle, y que no tiene miedo". Otra frase para nosotras, ésta para echarle mucha imaginación, desde luego. Estas jóvenes se atrevieron a dejar, quizás de madrugada, quizás con miedo, su grito de protesta en la pared.
Y tenían toda la razón para sentir el miedo que quizás sintieron, porque pasó por allí después un posible violador y, sintiéndose amenazado, escribió con pintura bien negra una frase que a mí me parece aún más agresiva. Además esbozó el torpe dibujo de una pistola. O sea, que con toda razón, a la licuadora. No recomiendo el zumo a nadie.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el comentario y por el consejo tambien, aunque muchas veces soporto demasiadas cosas, escucho tantas quejas, analizo problematicas, platico anecdotas entre otras cuestiones que no creo que sea normal jajaademás todo eso es por mis amigos, familiares y demás que pierdo la razon; si a veces ni conmigo mismo puedo jajaja, pero en fin, ya encontrare la solución a esta pequeña cima que tengo que escalar...
Saludos

Anónimo dijo...

El mensaje si es duro, fuerte y amenzante, pero... las mujeres tienen razón... si las leyes no funcionan a favor de las mujeres, sería "viable" la LEY LICUADORA.

Pobre violador, se sintió amenazado... que corra con su madre, a ver si le dá consuelo. (Sarcásmo).

Has de saber que soy pro-feminista, y no condono la absolución de hombres con pocos escrúpulos que no tienen otra fomra de satisfacer sus placeres más que lástimando a personas inocentes.

Un saludo grandotototote y un super-mega beso querida Clares.

Clares dijo...

Nunca soy partidaria de soluciones extremas, ya lo saben quienes me conocen. Quizás se deba a la fe que tengo en los seres humanos y en su capacidad de rehabilitarse, aunque en algunos casos... Te doy la razón, sin embargo, en que es uno de los crímenes más repugnantes. Hay otros semejantes o peores, pero este es de los terribles. Lo que me llamó la atención fue la contestación tensa, despiadada de quien escribió encima. Todo el mundo no es pro-feminista, como ves.