15 diciembre 2006

Vanidad halagada: la crítica de Wilma

Una tiene su pequeña -incluso a veces grande- vanidad. Una escribió una novela y no hay forma de publicarla. Quien la ha leído, al menos lectores sin malear por la marea de fantasías y literaturas, se han quedado tirados leyendo hasta el final, pero quizás eso no basta. Y cuando más hundida estoy, pensando que quizás no vea la luz la historia del abogado penalista, con sus montones de historias alrededor, llega Wilma y me pone una crítica entusiasta en su blog. Tengo que darle las gracias, desde luego, pero además mi vanidad y mi agradecimiento, las dos cosas, me inclinan a poner un enlace aquí para que, si alguien entra pueda leer lo que Wilma dijo. Es una buena amiga, pero también una lectora voraz y experta. Me halaga, qué le vamos a hacer.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

:)

Anónimo dijo...

Estoy segura de que este mismo año que comienza publicarás tu novela. Un beso, Aurora

Clares dijo...

Gracias, Aurora, por el ánimo que me das. Si tú se lo has pedido a los Reyes, como a ti no se te puede negar nada, pues puede ser que se me aparezca el editor de mi vida y me la publique. En esa brecha sigo.
Por cierto, ¿por qué no pones tu enlace en tus comentarios? Me facilitaría mucho visitarte de vez en cuando.