18 septiembre 2008

Retrato


Manuel Muñoz Barberán
1921-2007
Retrato de su hija Fuensanta a los treinta años

4 comentarios:

Minerva dijo...

Asi que aquella eres tu :), ahora ya podré ponerle rostro a la autora de este blog :). En estos tiempos es algo poco común tener un retrato, ante tanta cámara digital que nos invade, pero es bonito ver que lo de los retratos es una costumbre que aún no se pierde.

Ya me enteré que me mencionaste en otro blog, qué amable, gracias!.

Un saludo!

alexkev dijo...

Se nota por los trazos y las sombras que era un buen artista, se nota que el esmero y el detalle que pone un padre en el pincel, su obra dentro de su otra obra.
Me hubiera gustado felicitarle, me conformare con felicitar a la modelo por ser la protagonista de la obra y a la hija por tener como padre a tal artista. Por cierto muy bella, me recuerda a la vocalista de Mecano.

Saludos

ernesto51 dijo...

Gratamente sorprendido, en principio y como dice Minerva por poner rostro a Fuensanta, y después por el retrato, magnífico y exquisito. Centrado, sin duda, en recrear a la modelo volcando todo su amor por la hija y deteniéndose en plasmar en su rostro todo lo que ella encerraba.

Emocionante de todo punto y yo si quiero felicitar, por supuesto a la modelo, pero haciendo también el merecidísimo reconocimiento al pintor.

Un abrazo

Clares dijo...

Muchísimas gracias a los tres por vuestras palabras. Me siento abrumada. Todos los merecimientos eran de mi padre. Yo sólo tenía treinta años, lo cual siempre hace bonito. Ahora no soy tan joven ni tan agradable, por supuesto. Sólo me voy defendiendo. Un abrazo.