29 septiembre 2008

Campana de Auroros


"Campana de Auroros"
Manuel Muñoz Barberán

Escuchar a los Auroros

Los Auroros son una institución cultural murciana de un entrañable interés, por una parte, para las personas que desde nuestra infancia los hemos escuchado en la puerta del Museo Salzillo, frente al convento de las Agustinas, o en alguna iglesia murciana en la Navidad. Por otra parte, es sabido que como patrimonio musical y folklórico es del máximo interés cultural. La mayoría de los expertos sitúan su inicio en el siglo XVII, pero musicalmente parecen venir de tiempos anteriores; no hay más que escucharlos. Coros populares de hombres hay en todo el Mediterráneo, la mayoría de carácter religioso, ejemplo más conocido y hermoso el de la polifonia corsa. En esta misma línea se inscribe el grupo de Hermanos de la Aurora o Auroros, una hermandad de hombres huertanos que en determinadas festividades religiosas recorren la Huerta murciana, desde la medianoche hasta el amanecer, acompañados de sus dos símbolos más emblemáticos, la campana, con la que acompañan sus cánticos, y el farol, con el que alumbran sus caminos.
Tuvimos en una ocasión la suerte de acompañar un rato a una campana de Auroros, por invitación de un joven auroro amigo nuestro, Antonio Orenes, y puedo decir que el silencio de los carriles, el camino estrecho entre limoneros, la luz del farol y las paradas correspondientes en que los hombres entonaban sus extraños cánticos, eran algo muy emotivo. Recuerdo especialmente a un abuelo que llevaba de la mano a su nieto como de unos once años, para iniciarlo ya en los recorridos del coro huertano.

Si alguien quiere saber más, se pincha en este enlace, se baja hasta el final de la página y se encuentran las grabaciones para escucharlas. En un concierto extraordinario, se combinó el canto gregoriano de la Schola Gregoriana de Murcia con la Correlativa, algo impresionante, escuchado en el Claustro de la Merced, por lo que recomiendo precisamente esta Correlativa.

6 comentarios:

Mameluco dijo...

Yo también soy hermano de la Aurora, amiga Clarés, aunque parezca mentira por mi ya sabida poca amistad con lo religioso, pero siempre está la vertiente folclórica y las costumbres de los pueblos, que en mi opinión jamás deben de perderse.
Nuestra Aurora es distinta a la murciana, pero el origen es el mismo, claro.
Mi padre publica libro pronto sobre las tradiciones músico-vocales de mi pueblo... Ya le haré llegar al menos el capítulo versión digital de este canto.

Le mando por correo algunas coplas si las encuentro para que las escuche...
y enlaces a algunas fotos...
Por si le interesa, vamos.

Mameluco dijo...

Fuensanta... no tengo su correo...

hágamelo llegar al mío...
si es que le interesa...

ernesto51 dijo...

Fuensanta no se de que me extraño, siempre consigues sorprenderme con una nueva vuelta de tuerca. Hoy lo haces, en primer lugar con la contemplación de la espléndida obra pictórica de tu padre, sencillamente genial; luego el texto, por su expresividad y contenido realmente curioso e interesante para un lego en este tema; y finalmente, como colofón, el enlace para conocer en profndidad ese mismo asunto y la música.

Atónito

Abrazos

Clares dijo...

Ernesto, tú me halagas demasiado. Tampoco es bueno que suba tanto la autoestima bloguera... Muchas gracias por tu comentario. Es un placer que pases por mi blog, siempre. Un abrazo.

supersalvajuan dijo...

Auroros y mistela para todos.

Clares dijo...

Pues sí, y si puedes, escucha a los corsos que son canela fina. Como le he dicho a Mameluco, no me interesa la parte religiosa, aunque sea su origen, sino lo que tiene de raíz popular, el folklore, y más aún, las sonoridades, lo profundo. Soy entusiasta de la música. De la mistela no me dirás que no está buena, ¿eh? Pa morirse, sobre todo la del Campo de Cartagena. Néctar de los dioses.