04 diciembre 2007

Lo más macabro


Mi hermano Manuel, que conoce todos los recovecos de la obra de mi padre, encontró este espeluznante dibujo de su mano, realizado a plumilla (me parece verlo, sin diseño en lápiz previo, dibujando con su rotring, al que le pegaba unas buenas sacudidas), en el que la muerte no tiene más interés que en comprobar sus ganancias, como un profesional cualquiera. Me daba no sé qué ponerlo, pero la verdad es que en medio del dolor todos los hermanos nos reímos mucho de esta última broma macabra de mi padre. Pues nada, comparto mi risa, mi dolor, mi pérdida y este dibujo con todos los que entren a esta mi casa virtual.
Un abrazo y gracias a todos vosotros, amigos míos.

3 comentarios:

El empecinado dijo...

Pues yo, cuando lo vi por primera vez le di otra interpretación. Me pareció que, o bien era un esqueleto buscándose entre las esquelas o un esqueleto que revisaba por si había ingresado algún miembro conocido en el club.

Un abrazo.

Alvaro Peña dijo...

Ha sido toda una sorpresa encontrar estas viñetas de Muñoz Barberan

Clares dijo...

Si quieres que te diga la verdad, para nosotros también fue una sorpresa encontrarlas. A veces pienso que era un dibujante compulsivo, no podía parar de dibujar, siempre tenía una idea, una imagen, y también a veces si quería explicar algo y no encontraba las palabras, nos lo dibujaba. Increible. Esta viñeta es de mis preferidas, por el humor macabro.