18 diciembre 2012

Una idea para despedirse del mundo



En el libro "101 cuentos Zen" he encontrado esta joya:


Tanzan escribió sesenta tarjetas postales en el último día de su vida y pidió a un ayudante que las enviara por correo. Entonces murió.

Las postales decían:

Parto de este mundo.
Ésta es mi última declaración.

Tanzan
27 de julio de 1892




Subsiguiente pensamiento mío: 

¿Qué representaban las sesenta tarjetas postales? ¿Eran todas iguales? ¿Estaban personalizadas para el destinatario?

La curiosidad ha sido siempre mi problema y mi cualidad.

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

El asunto es para preguntárselo muchas veces.

Miguel dijo...

A lo mejor es que revisó muy seriamente en su interior las sesenta personas que más amaba, y a ellas mandó el mensaje.

Un beso navideño.

Clares dijo...

Yo empiezo a preguntármelo a menudo, será por la edad. Tú, supersalva, aún no tienes edad de preocuparte.

Clares dijo...

Hola, Miguel. Seguramente es lo que tú dices, personas que le interesaban o a las que quería. Pero no me digas que la idea no es tremenda. Los que recibieran las postales se quedarían de piedra.

supersalvajuan dijo...

Hay que preguntárselo siempre, que nunca se sabe.