19 febrero 2009

Murcia, la ciudad

No tengo muchas ganas de escribir. No tengo buen humor, lo que es raro en mí. Casos y cosas, pero, sobre todo, mucho cansancio. He llevado una semana tremenda: organizaciones, burocracia, trabajos acumulados, y otras cosas que contar no quiero. En estos casos, lo mejor es callar y mostrar imágenes. Volveré con ánimos recobrados en breve. Dejo aquí imágenes de Murcia, un pequeño paseo matinal de hace unas semanas. Voy mostrando la cara amable, para que nadie piense que todo lo que tenemos es un pequeño Nerón haciendo de las suyas. Espero que no le dé por quemar todo esto un día. Por suerte, no sólo tenemos al sobrinísimo, sino también mucha gente normal y en sus cabales. Y estas calles y edificios que dejo aquí.

Esta es la Glorieta de España vista desde su entrada frontera al Hotel Victoria, del cual pondré imagen en próximas entradas. A la izquierda, el Ayuntamiento, y al fondo, lo que se llama el Martillo, parte del Palacio Episcopal.


Este puente, que a mí particularmente me parece la imagen emblemática de la ciudad, es el Puente Viejo. Da paso hacia el Barrio del Carmen, el Barrio por antonomasia para los murcianos, antiguo extramuros.

Al final del Puente Viejo está la preciosa casa de los Peligros, donde está la hornacina de la Virgen de los Peligros. Se invocaba a la Virgen al pasar delante de ella, porque a partir de ahí se abandonaba la ciudad y se comenzaba el azar del viaje hacia Andalucía. La antigua propietaria y camarera de la Virgen, Peligritos, era de mi familia, una mujer simpatiquísima y verdadera fuente de anécdotas. Algún día contaré algo de ella.


Catedral en todo su esplendor. Con cielo azul típico murciano, del que este invierno hemos disfrutado poco. Esa es la célebre fachada de Salzillo. Cuanto más sol hace, más luce sus claroscuros barrocos.

Fachada del Palacio Episcopal en la plaza Belluga, en honor del Cardenal Belluga, ilustre hombre que reformó Murcia en el siglo XVIII y mandó construir este palacio italianizante, hace unos años restaurado.

Frente a la fachada de la Catedral, lo que para unos es una aberración y para otros una joya. Yo no me he decidido aún. El edificio que construyó Moneo en la última remodelación de la Plaza de Belluga.


Esta es la iglesia barroca de Santa Eulalia, mejor dicho sus tejados y cúpula, que yo veo desde mi balcón. Tiene adosada la pequeña ermita de San José, que ahora mismo han tapado por completo con un horror, tan horror que no tengo ganas de poner una foto. A mi parecer, una de las vergüenzas culturales murcianas. Dicen que es Centro de Observación de la Muralla Árabe, pero la muralla ha quedado tapada también. Como pasaba justamente por la calle Cánovas del Castillo, antiguo Val de San Juan, marcaba el extramuros de la ciudad, donde vivían moriscos y judíos. Parece que nuestras autoridades hayan querido terminar de cerrar el paso a los que vivimos de este lado de la calle.

Y de momento, nada más. Volveré, ya digo, con mejor ánimo. Si puedo, seguiré enseñando otros aspectos de la ciudad de Murcia, entre otras cosas.

30 comentarios:

Matapollos dijo...

Pues ya me han entrado a mí las ganas de ir a Murcia, que no conozco todavía...
Y ya que hablas de murallas, en mi pueblo, que es Lugo (aunque vivo en A Coruña) está la maravilla de muralla romana que, con más de dos mil años, se conserva mucho mejor que yo. Un paseíto por el adarve y te quedas nueva.
Ya sabes, para levantar ese ánimo, te pasas por Galicia cuando quieras. Estás invitada.

Joselu dijo...

Y si quieres seguir por Cornellà puedes hacerlo. Desde aquí a Barcelona hay un tiro de piedra. ¡Qué bonito y arcaico eso del tiro de piedra ahora que ya no se tiran piedras!Igual que a Matapollos, me dan ganas de conocer Murcia. Sólo estuve una vez muy de paso, camino de Cartagena, y de eso hace muchísimo tiempo. Es el rinconcito desde el cual ves el mundo, pero que tú con tu humanismo y cordialidad lo conviertes en una maravilla. Me encantaría ver el edificio de Moneo. Es curioso que todavía no te hayas decantado. ¿Tan extraño es?

PIlar dijo...

¿Y qué te pasa, muhé? Solo darte un paseo mañanero ya es una suerte. Echo de menos el chorro de luz, y de más ese impresentable edificio tapamuralla visionador de la mima. Yo que lo conozco, aviso, nadie puede sospechar de hasta qué punto está hablando de un disparate arquitectócnico, atropello urbanístico, desprecio por los ciudadanos y el patrimonio, mal gustoooo sin par. Por ese edificio deberían meter a más de uno en la cárcel.
¿Y el sobrino quién es?

Bueno, pues besos, muchos, que se pase el cabreo, ¡y el viernes! por fin finde, a descansar y disfrutar.

supersalvajuan dijo...

¿La cara amable? Que envidia me das. Yo ya no puedo hablar así de Murcia. Quiero que vuelva la primera mitad de los 90.

Mameluco dijo...

Lo del edificio de Moneo es difícilmente decantable, creo yo, pues si lo arrancamos de cuajo y lo ponemos en otro sitio, resulta bonito y estético, pero el emplazamiento es lo que desafía a todas la leyes de la lógica. Pero en fin, uno se acostumbra a verlo al pasar. Y si yo me acostumbré en 10 visitas o así que hice, el que viva allí supongo que lo verá natural, ya.

Otro cantar es el puente de Calatrava y su sinsentido circulatorio. ¡Que difícil de cruzar, madre mía!

PD: Lo bueno de los que estamos con el humor cambiante querida Clares, es que nos adaptamos a las duras y a las maduras -aún quejándonos-. Nos tiramos en una montaña rusa emocional años y años, como para no acostumbrarse... y siempre hay cosas que uno no puede controlar.

Clares dijo...

Excepto a Pilar y a Super, os invito a todos a venir a mi ciudad cuando queráis, y me comprometo a hacer de guía lo mejor que pueda. No os he hablado de lo bien que se puede comer, por ejemplo, y de otros encantos. Bueeeeno, a Pilar y a Super los invito a una cerveza cuando quieran, que me dejen un mensaje cifrado que se autodestruirá en dos minutos en la papelera del hogar de la tercera edad.

Wilma dijo...

Darling, creo que le ha pasado algo al enlace de enviar comentarios desde el post, tengo que hacerlo desde la página de inicio.

Ná, que besos y achuchoncicos :)
Que qué guapa es Murcia y que si el pedroalberto kruz ese está colgao o es un vil mandao? Estas gentes dedicadas a dirigir los destinos del vulgo cada día más chiripitifláuticas.

Miguel Ángel dijo...

Está dicho: Mi próxima visita a Murcia contará con tu consejo. La visité hace más de 40 años, en familia los cuatro, y no me enteré de nada. Sólo recuerdo la huerta, que ya me sonaba mucho por lo de “Murcia qué hermosa eres”.
Palabra, te preguntaré y me dejaré informar.
Gracias por esas pinceladas tan representativas de la ciudad del Segura.

PMM dijo...

Gracias por este paseo por Murcia, que ha hecho que tenga ganas de conocerla porque yo de esa comunidad autónoma sólo conozco un pueblecito que se llama Águilas, y eso porque tenemos unos amigos en Garrucha (Alemría) y un día enseñándonos los alrededores nos llevaron hasta allí. Prometo visita.
Me has dado una idea y yo un día os daré un paseo por mi ciudad, toda ella rodeada de mar.

La del Planeta dijo...

Animo mujé!!!!!

Con lo del Moneo estoy casi como tu, el edificio en sí no me desagrada, pero creo que ese no es su sitio.

Estoy de acuerdo contigo en lo Santa Eulalia, que manera de joder.

Hoy vuelve a la prensa el pequeño Nerón con otra metedura de pata. Por lo que se ve hace un par de años utilizaron unas pinturas rupestres de Castellón para una publicidad de Murcia... Pero este hombre que es profesor de historia del arte en la universidad no conoce las pinturas rupestres de Moratalla???

http://www.laverdad.es/murcia/20090220/region/cultura-admite-pintura-rupestre-20090220.html

Ramón de Mielina dijo...

Murcia... nunca he ido... En realidad las ciudades son como las personas

Clares dijo...

Mameluco, estoy contigo en lo del puente de Calatrava, mayormente porque lo tengo que atravesar todos los días, todos los santos días, y ya me he inventado veinticinco itinerarios diferentes para pasarlo, que si por e centro y a la derecha, que si por la derecha y luego al centro, que si en zigzag... Yo creo que lo hicieron para tenernos entretenios... Amigo, estoy cansada, esa es la cosa, no otra. Al borde de caer rendida. Pero me sorepondré.

Clares dijo...

Vamos a ver, si venís de uno en uno, o de dos en dos, quiero decir, con pareja de viaje, hasta tengo una habitación para que estéis, ya veis hasta qué punto me gustaría que vinierais.

La del Planeta, cuando quieras una cerve y un recorrido murciano. ¿Una copita en el Secreto cualquier noche de estas? Lo mismo digo para super y para Pilar. Susórdenes.

De verdad, Miguel Ángel, merece la pena venir por aquí, no por los que mandan, sino por los mandados, y por todo lo que se puede ver y hacer en esta ciudad, que no es espectacular, pero sí acogedora, aunque ha cambiado mucho en los últimos años. Lo mismo digo, susórdenes, mi cabo.

Fernando Manero dijo...

Hace tiempo que no voy por Murcia, pero de cuando en cuando recuerdo sus plazas, sus calles y sus rumores. Confieso que no la conozco bien y que hasta ahora no se ha encontrado en mis rutas preferidas por España. Pero, tras esta entrada y descubrir esos matices y esos rincones que tan bien describes, no tardará en visitarla con el fin de desentrañar una realidad que me apetece conocer como tú la transmites. Un abrazo

Alfa79 dijo...

Interesantes y muy sugerentes esas fotos de Murcia, de tu ciudad.

Hace muchos años que no voy a Murcia (ya ni me acuerdo, era muy niño). Hace unos años estuve en Alcantarilla, en donde viven los tíos y primos de mi mujer, pero no tuvimos tiempo de acercarnos a la capital.

Sí que recuerdo a ese Puente Viejo sobre el río Segura y con todos sus márgenes cubiertos de verdes plantas acuáticas.

Gracias por mostrarnos un poco de esa Murcia de siempre.

Saludos desde la República nazarí.

Toni Sagrel.

Clares dijo...

Fernando, cuando quieras, aquí nos vemos y nos tomamos unas cañas en mi barrio, que es donde se toman las mejores. En Murcia, te esperamos.

Toni, desde el reino de Taifas, de Sharq'al Andalus, se te saluda, y como estás como el que dice al lado, si vienes por aquí, que es fácil, me ofrezco de guía y de anfitriona.

Miguel Ángel dijo...

Se agradece lo de la habitación. Pero uno viaja en familia y tiene el placer de hacerlo en tienda de campaña. Con un camping apañado en las proximidades es suficiente. Eso sí, deben permitir la entrada de los "amigos más fieles del ser humano".

Clares dijo...

Wilma, qué bien leerte por aquí... Pues nada, cuando quieras, aquí te esperamos, ya sabes que siempre es un placer tenerte con nosotros. Un besico

Clares dijo...

Veremos lo del camping, Miguel Ángel, pero como el más cercano está a cuarenta kilómetros, yo misma te puedo ofrecer algo mejor. ¿Va bien una casa de campo, a treinta km de la capital, con cincuenta mil metros cuadrados alrededor, de secano, con pinos, para que o bien plantes la tienda donde se te ocurra, o bien te metas en la casita con familia y amigos fieles?

Miguel dijo...

He estado dos veces en Murcia. Una cuando hacía la mili, vestido de marinero (hice la instrucción en Cartagena) allá por el verano del 79, y la otra, con mucha más calma, hace cuatro a cinco años. Y coincidí con la fiesta de la huerta (no sé exactamente como se llama) que me encantó, luego callejeamos por tu ciudad, y guardo de ella un gratísimo recuerdo. Las fotos han hecho revivir en mí aquellos dos días que pasé en Murcia junto con mi familia. Y por supuesto, no desacato volver.
Un saludo

ernesto51 dijo...

Gracias por este interesante recorido que nos has hecho por tu ciudad, con preciosas imágenes y estupendas palabras; como a muchos de los que me han precedido despiertas mi interés por volver a visitar esa Murcia que en mi caso hace ya muchos años que no paseo.

Un abrazo con inyección añadida de energía y ánimos para ti. Que un buen fin de semana en tus campos, con tugente, te recargue las pilas.

cabopa dijo...

¡Hola! Buen paseo, buenas fotos. No sabía que se llamara fachada de Salzillo. ¿Por qué? Del sobrino alias el PAC pa que hablá. Respecto al edificio Moneo, me gusta pero en otro entorno...JuanC.I,Juan de B.Ronda Sur, etc. Osea que los murcianos cuando se santiguan en el P. Viejo es por los extramuros de la ciudad. ¡que poca gente conece eso!
Besicos murcianos.

Miguel Ángel dijo...

Clares, me ofreces la ínsula Barataria, ¡qué barbaridad de metros! Por cierto mi casa tiene 45 metros cuadrados y me sobra la mitad; claro que como siempre estoy cacharreando lo tengo todo lleno de cachivaches.
A lo que voy, que muchas gracias, y que cuando me acerque por esos levantes bajos o surestes españoles aprovecharé la invitación, que eso nunca se desprecia.
Óyete una cosa, entre tú y Fernando me estáis poniendo el blog a una altura inconmensurable. ¡Qué prosapia y qué prosodia! Para alucinar en colores.
Con vosotros seguiré aprendiendo…

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Querida amiga, cuántas veces hemos discutido por distintos temas, a veces incluso hasta ponernos casi de mal humor. Sin embargo, tú sabes que te aprecio. Admiro tus conocimientos, la forma en que dices las cosas, tu preocupación por los demás, la valentía conque enfrentas la vida, en fin, posees muchas cualidades extraordinarias. Por eso, ahora que dices estar cansada y no tan bien como quisieras, me preocupo por ti. Deseo que recuperes pronto esa vitalidad que te caracteriza.
Te dejo un beso enorme y las disculpas, por si alguna vez te molesto de alguna manera con mi forma de ser.

Clares dijo...

Miguel, me alegra que te haya gustado el recorrido y que te haya traído buenos recuerdos. La invitación es para ti también. Soy buena guía de la ciudad.

Lo mismo te digo, Ernesto, a tus órdenes para cuando quieras un recorrido ciudadano e incluso pueblerino y campestre.

Miguel Ángel, que ya sabes que lo digo de verdad, a ti y a los amigos que me visitáis, pero es que si te gusta el campo, la oferta es de las que no se pueden rechazar. No sé cómo lo hicimos, pero tenemos ese campo enorme, y lo disfrutamos mucho.

Clares dijo...

Clara, muchísimas gracias por tus ánimos. No pidas disculpas por no estar de acuerdo ni conmigo ni con nadie, es tu total derecho. Y no me has molestado nunca, de verdad. Yo quiero mucho a las personas, incluso a distancia, y lo que me pasa, aparte el enorme cansancio que llevo, es precisamente porque quiero mucho a las personas y todo me afecta. No te preocupes, pasaré y estaré bien, como suelo estar. Un beso muy grande, Clara.

Clares dijo...

Cabopa, bienvenida al blog. Esa es la razón de que los murcianos piadosos se encomienden a la Virgen al pasar el puente.
La fachada se llama de Sazillo porque la diseñó y la dirigió él mismo, y las esculturas que la adornan son suyas, de ahí que sean tan hermosas. Fíjate al pasar por allí en el estilo.
Besicos

Eusebio dijo...

Ya sé que no tengo perdón posible... ¡Todavía no he estado en Murcia!
Tengo que solucionarlo enseguida, de este año no pasa.
Bonitas fotos, Clares.

Clares dijo...

Y yo no te perdonaré, Eusebio, si no aceptas mi guía y mi invitación. Te esperamos en Murcia, cuando tú quieras. Un abrazo

黃小琥Tiger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.