06 febrero 2009

Yehudá Ha-Leví


Estos días, en medio de un trabajo intenso, que además tenía un exacto plazo de presentación, me sale al paso este libro, del 97, que de vez en cuando recupero para una lectura siempre nueva y placentera. Es buena poesía, así que el diálogo se renueva. "Ah, sí, este poema de amor que me trajo una imagen lejana de la judería de Córdoba... " o aquel otro, en el que reconoci la cercanía con el misticismo de Ibn Arabí, también llamado el Mursí. Hablo de un frecuente reencuentro con Yehudá Ha-leví. Supongo que los grandes lectores de poesía -yo realmente no lo soy, pues tengo muy escogidos mis poemas y autores- conocerán muy bien a este poeta español del siglo XI, pero no creo que sea muy conocido en general. Por eso, al releerlo, me ha parecido bien dedicarle unas líneas y copiar mi particular selección poética.

Yehudá Ha-Leví nació en Tudela, en Navarra, en el 1075. Durante bastante tiempo se le conoció como el Castellano, pues se le creía nacido en Toledo. Fue autor de un Diván de poesía (colección de poesías de uno o de varios autores, en alguna de las lenguas orientales, especialmente en árabe, persa o turco), en el que se incluyen jarchas, pequeños poemas en castellano mozárabe muy primitivo, al final de largos poemas amorosos en árabe clásico o en hebreo, llamados moaxajas. Además de esta colección poética, que incluye poemas amorosos, filosóficos, religiosos de tendencia mística, y dedicatorias de amistad, escribió un tratado histórico-religioso llamado El Kuzarí.
Se formó culturalmente en la corte de los Banu Hud de Zaragoza, donde recibió educación bilingüe en árabe y en hebreo; también dominaba el castellano. Vivió en Toledo, Córdoba y Granada, y hacia el 1130 inició una peregrinación a Tierra Santa, de la que no regresó nunca. Su muerte está rodeada de misterio, y sólo se sabe que se detuvo en Alejandría y en El Cairo, protegido por las comunidades judías de esas ciudades. Dspués se pierde toda noticia sobre su persona.

Esta es mi pequeña antología personal. Si alguien quiere leer más sobre este autor o algunos poemas, en la página amediavoz podrá encontrar más.


El día en que la acaricié sentada sobre mis rodillas
y se vio reflejada en mis pupilas,
me besó entre risas los ojos;
pero no besó en ellos sino su imagen.

************

Despierta, amor mío, de tu duermevela,
me he de saciar de tu rostro al despertar;
si ves al que besa tus labios
soy yo, que adivino tus sueños.

************

Ofra lava sus vestidos en el agua de mis lágrimas
y los pone a secar al sol de su hermosura.
No necesita el agua de las fuentes, pues tiene la de mis ojos,
ni otro sol que el de su belleza.

***********

¿Por qué sales, oh sol, y por qué brillas?
Ya ha salido la hija de Abihail,
avergonzando al sol con su belleza
y disminuyendo los resplandores del rey del día.

No escogió para vivir el cielo,
sino que convirtió el mirto en su esfera.

************

Cuando vi en mi cabeza la primera cana
la arranqué con la mano.
"Has podido conmigo", me dijo, "porque estoy sola.
¿Qué harás cuando me siga un escuadrón?"

34 comentarios:

Mal bicho dijo...

Me han gustado mucho los versos que has incluido en el post. Sobre todo ese de "si ves al que besa tus labios
soy yo, que adivino tus sueños."

Un profe cualquiera... dijo...

No, Clares, no. No puedes publicar el 2, el 4, el 6, nos dejas a los demás como unos vagos de siete suelas. ¡Con lo que a mí me cuesta! En fín, así son las cosas.
Besotes

Clares dijo...

Querido colega, el que no publica más no es un vago, es una persona muy, muy ocupada. La verdad es que yo no ando muy desocupada, pero hoy es viernes, no salgo de mi casa, hace un frío que pela, mi marido tiene lumbago, yo estoy calentita en mi estudio, y acabo de recuperar a Yehudá Ha-leví con gran placer. ¿Qué mejor puedo hacer que compartirlo con los amigos? Y no digas nada, que sé que no te cuesta, que tus entradas tienen el aire del que escribe con facilidad.
Si te cuento todo lo que he hecho esta tarde, te desmayas. Mi familia ya está acostumbrada, pero si nazco ahora me tratan de hiperactiva y me idiotizan.

Me alegro de que te haya gustado ese poema, Malbicho, a mí me encanta ese momento del despertar de la persona amada, cuando apenas sabe que la mira el amante. Es una delicadeza.

Joselu dijo...

La España medieval -por llamarle de alguna manera- era un mundo apasionante en el que convivían diversas concepciones del mundo (la judía, la musulmana, la cristiana), y en esa mezcla interesantísima surgen poetas como Yehudé Ha Leví. Creemos que hemos descubierto todo en nuestro tiempo y olvidamos el valor del pasado. La época medieval, antes de la imposición de una única ideología es un laboratorio fascinante de relaciones entre culturas. Los poemas muestran una profunda relación entre esta poesía hebrea y musulmana con la lírica tradicional española, las cantigas de amigo, las canciones... Creemos haber descubierto la sopa de ajo, pero el mundo era ancho y complejo en un tiempo que nos resulta muy alejado.

pilinguinha dijo...

Madre mía si es que si me dicen esto a mí, juro amor eterno...
Voy a ver si me hago poeta
Probaré por primera vez en tu blog.
Una pena que solo me acuerdo de mi jefe, pero voy a intentarlo:

Tus ojos tremendos saltones
tus labios destacados por dientes roedores.
Son tus dedos morcillones
los que aprietan el dosier
de mis pasiones.

Vaya, parece que no me ha quedado muy romántico. Tendré que retomarlo pero pensando en el Barberán.

Minerva dijo...

Hola Clares! :)

Vaya, no conocía a este poeta, pero lo que cuentas acerca de su vida me parece muy interesante, atrayente, la historia árabe en general es atractiva.

Aunque debo decir que no soy una asidua lectora de poesía ... en las novelas puedo hallar algunos pasajes que se podrían decir poéticos y hasta me gustan algunos, la verdad prefiero leer una historia que un poema, no puedo hacer nada me atrae más el suspenso, la intriga, jejejeje. Sin embargo, debo confesar que me ha gustado mucho la última frase de este autor "Has podido conmigo", me dijo "porque estoy sola. ¿Qué harás cuando me siga un escuadrón?"

Un abrazo Clares!!

supersalvajuan dijo...

Demasiada lírica.

Clares dijo...

Pilinguinha, ¿quién es el Barberán? Ese el segundo apellido de mi padre, así que lo mismo es mi primo o algo así. No creo que puedas merjorar el "romanticismo" de ese poema dedicado a tu jefe. Creo que deberías empezar de nuevo.

Super, son malos tiempos para la lírica, pero podemos permitirnos todavía estos placeres.

Clares dijo...

La verdad, Joselu, la España medieval es apasionante y, desde luego, en ciertas épocas, un modelo de convivencia y tolerancia. A mí este poeta me parece apasionante, como dice Minerva, con el misterio del final de su vida.

Por cierto, Minerva, te entiendo. A mí la poesía me gusta muy escogida, muy especial, la que me llega a la primera. No solo es que me guste un poeta determinado, sino que a veces es un solo poema de alguien. Los copio en un cuaderno y tengo mi selección particular.

pilinguinha dijo...

Perdona, creía que era quién había escrito los poemas.
Encima es que no se leer.
Quería decir Yehudá.
Ahí va para él, que aunque no tengo ni p.idea ni edad para poemas, se me ocurre...

Yehudá de hermosa tez morena
que refleja la luz de mi poema
Revierte en mí tus ardores
que la Pilinguiña acogerá
agradecida,
si tu cartera también tiene millones.

Me ha quedado pelín materialista pero, madre mía, es que tu blog me inspira :))

Clares dijo...

jajaja, sí que te ha quedado materialista. En fin, el pobre Yehudá, que nadie sabe dónde descansa en paz, te lo agradecerá allí donde esté, más que nada porque quizás poca gente se acuerde de él desde el siglo XII en que desapareció de la faz de la tierra. ¿No tienes edad para poemas? Siempre se tiene edad para eso.

Miguel dijo...

Me parece muy acertado y sugerente poner sobre la mesa aquella literatura musulmana de la España medieval.
Un saludo.

Eusebio dijo...

Gracias por la propuesta, Clares. Da gusto rodearse de profes, se aprende un montón...
Un fuerte abrazo.

ernesto51 dijo...

Me quito el sombrero (metafóricamente, pues no uso tal prendda) ante ti. Anonadado, impresionado y emocionado (muchos ados son estos). Lo dejaremos en impecable, es estupenda la entrada, con la reseña del poeta, las sensaciones que te producen sus versos, la magistral lección de historia y literatura medieval, la antologia de sus poemas.

Gracias Clares, ahora totalmente en serio, es una delicia leerte.

Un abrazo

Matapollos dijo...

"Entendi que en callar
avri grant mejoria
aborresçi fablar
e fueme peoria".
Esto es de otro judío español, Rabí Sem Tob, que aunque no tiene mucho que ver no sé por qué me viene ahora a la cabeza.

Esta época de sabios-filósofos-médicos-poetas es de una riqueza excepcional.
No sé si ahora a los chavales de los institutos les llega alguna información sobre tanta maravilla; tengo la impresión de que es una parte de nuestro pasado que se está dejando de lado y seguro que los más jóvenes podrían sacar de ella lo mejor.

Fernando Manero dijo...

Es una magnifica idea recuperar a los clásicos, dar a conocer a aquella excelente literatura que se produce en la peninsula cuando las tres creencias convivían sin tensiones y asumiendo cada cual su propia identidad. La sensibilidad que transmiten esos versos revela no sólo un gran talento poético sino también un estado de ánimo que permitía escribirlos con la mirada puesta en sus contemporáneos y en el futuro. Espléndida entrada. Un abrazo

Ramón de Mielina dijo...

Bonita ciudad Tudela, claro que ha perdido gran parte de su carácter para convertirse en una ciudad media que ni chicha ni limoná... aunque pasear por las calles de los barrios antiguos hace que te preguntes cómo es posible.

eme dijo...

No parecen muy abstractos...
:)

Clares dijo...

Eme, sencillamente no son muy abstractos, ni siquiera un poco abstractos. Son poemas de amor, y del amor como se entendía en la Edad Media, sin demasiadas abstracciones. No te fíes de quien te hable del amor cortés, por ejemplo.

Ramón, que bien que conoces Tudela. En mi próximo viaje a Navarra, volveré, porque la vi hace unos diez o doce años y no recuerdo gran cosa.

Clares dijo...

Gracias a vosotros, Ernesto, Fernando, Miguel, Eusebio... sois los grandes amigos de este blog, con otros que no nombro ahora por no alargar mucho el comentario. Y me valoráis de más, claro, que para eso sois amigos. Cuando descubrí a este poeta, me quedé enamorada. No he subido los poemas religiosos, que son una maravilla, porque son muy largos. Creo que recuperar, como dice Fernando, esa poesía, esa cultura, en la que las tres religiones del Libro convivían sin grandes conflictos, es algo interesante siempre. Del pasado podemos tomar modelos.

Clares dijo...

Maapollos, qué culta eres. Claro que es normal que te acuerdes de Sem Tob, porque ambos eran personas sabias de la misma cultura y religión, pero también ambos hispanos. Son bases de nuestra cultura, que deberían ser más conocidas. Un besico, mujer sabia.

Oshimatoti dijo...

Me encanta que compartas con nosotros toda la belleza que tus ojos ven, ya que la dicha de ver la belleza a través de tu mirada, acrecenta el interés de este (a veces) ignorante...
Me encanta que hayas puesto la imagen del cuadro de Just Nicolás...

Clares dijo...

Hola, Oshimatoti. Lo de Just Nicolás es una historia que me encantó, que demuestra el poder poético de los blogs. ¿Tú conoces a este pintor? Ya os contaré la pequeña historia, porque es bonica.

Desastrilla dijo...

Hola nena, gracias por visitar mi blog y dejar un comentario :)))) he visto que tienes 3 blogs y no sé cual de ellos es el que más usas así que le he dado a este ejejej que supongo que es el más personal. Un besazo, te seguiré de cerca :)))

Clares dijo...

¿Sabes lo que más me gusta, Desastrilla? Que me llames "nena"... Me encanta. Fui a tu blog y me gustó la naturalidad y la frescura qeu se respiraba, así como "nena". Sí, éste es el blog que más manejo; el de placeres es como más doméstico y familiar y el de artículos es el literario y de ensayo.

Oshimatoti dijo...

Te tomo la palabra, espero leer esa historia...

Alfa79 dijo...

Clares, ¡Menuda antología poética ! ¡ Qué poemas tan bellos y tan singulares !

Soy un amante de la poesía, si bien bastante lego respecto a sus conocimientos. Siempre he tenido como referencia a los poetas del siglo XX como Machado, Lorca, Hernández, Neruda, Gloria Fuertes, etc. (excepto Bécquer del siglo XIX).

Algunos de estos versos que nos has regalado de Ha-Leví me han recordado un poco a ese romanticismo de Bécquer.

Gracias por tus enseñanzas. Salud y saludos.

Toni Sagrel.

Clares dijo...

Hola, Toni. Ya ves que el navarrico este del siglo XII no paró quieto y vivió allá por tierras andaluzas, de ahí seguramente tomó esa inspiración que a ti te recuerda a Bécquer. Creo que la poesía medieval no es muy conocida, y guarda verdaderos tesoros. A mí me gusta mucho. A veces tiene grandes puntos de modernidad. Un abrazo.

Oshimatoti, la contaré, paciencia. Es cuestión de unos días.

pilinguinha dijo...

En fin, leidos los comentarios tan acertados y serios sobre tu entrada y los tontos de los míos, te pido disculpas.

Comentar que tu entrada me ha recordado la novela "La Judía de Toledo", una apasionada historia de amor y violencia en el siglo XII.
Narra el amor entre el rey de Castilla y Raquel una preciosa judía.

De nuevo mis disculpas.

Clares dijo...

Amiga pilinguinha, en mi blog no hay que pedir disculpas por nada de lo que se escriba. Sólo tengo dos normas: el respeto a los demás y el principio de no violencia. Excepto en el caso de que se hable mal de alguien, se le insulte o se le ofenda, o en el caso de la apología de la violencia, todo lo demás está permitido y nadie tiene que pedir disculpas por su opinión o su modo de expresión. Dicho esto, te diré que no he leído esa novela de Lion Feuchtwanger, pero que seguramente debe de ser muy interesante. Hace tiempo estaba interesada en la novela histórica, pero ahora la he dejado un poco de lado. En verano quizás la lea. Un abrazo

La pistola de Larra dijo...

YO a lsa palabras poéticas poco puedo añadir, si no es disfrutarlas con su brevedad y sus sugerencias. Cada vez que muevo los libros ya porque se me caen encima de desorden o de mismísimo polvo, me pasa algo parecido, que me aguarda un encuentro que hace que los montones se retrasen y las tardes resulten cortas. Un placer siempre lo que se puede encontrar entre las páginas.

Besico

Clares dijo...

Ay, no me hables de libros que se caen encima, que a mí me va a pasar un día de estos que se me van a caer hasta por debajo. Y me voy a ahogar entre el polvo, los ácaros y los mismos libros. Este lo tengo en uno de los montones de arriba, porque me gusta echarle un vistazo de vez en cuando. Me manda siglos atrás y me trae a un presente de sueño. Me encanta. Un beso, guapa.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

No lo conocía, igual que tú a mí. Espero que pronto pongamos remedio. Un saludo

Clares dijo...

Hola, Antonio. Bienvenido a mi pequeño espacio. Bueno, lo normal en este mundo es no conocerse, hasta que la gente se conoce, lo cual es una perogrullada, pero verdad total. Lo intentaremos, ¿no? te visito luego un ratico y vamos abriendo conocimiento, como tú con este poeta exquisito.