09 marzo 2009

Haiku por cortesía de Miguel Ángel

El año pasado realicé esta presentación para iniciar a un grupo de alumnos en la poesía del haiku, esa forma breve poética que tan bien practica, por ejemplo, nuestro amigo Ernesto. No sabía yo cómo poner presentaciones en mi blog, y el amigo Miguel Ángel ha tenido la cortesía de explicarme procedimiento tan sencillo como éste, que está en su blog bien explicado. Así que ahora, como prueba, pongo aquí la presentación. Si alguien la quiere para su trabajo o quiere mejorarla, que la pida, que yo sin más se la envío o lo hago colaborador de mis documentos y la comparto. Eso sí, no tiene la música original, una pieza de laúd japonés que le incluí. A ver si más adelante aprendo a poner sonido a esta cosa.
Si alguien desea informarse más ampliamente sobre esta forma poética, sólo tiene que seguir este enlace, y cómodamente, desde su casa, y ante su ordenador, enterarse:



20 comentarios:

eme dijo...

No lo conocía.

Un profe cualquiera... dijo...

En el ciberespacio
doy con otro post tuyo.
Publica mucho la zagala...

Besos gordos
en mi comentario van.
Tuyos son, linda.

(Cursi soy
y cursi me moriré.
No tengo arreglo.)

Joselu dijo...

El zen no tiene sabor, no es reductible a categorías, no tiene doctrina ni mandamientos, no tiene dios aunque no pasa nada si éste existe. Todo es aquí y ahora, para él el sufrimiento es inútil, pero no ajeno. Más allá de las contradicciones, sin dogmatizar y siempre con una sonrisa irónica.

Clares dijo...

Hola, Joselu, cómo te adelantas, amigo. Esto era sólo una prueba de una enseñanza de Miguel Ángel, que yo no tenía ni idea, y él pues nada a enseñar al que no sabe. No pretendía definir el zen, sino darles una idea a mis alumnos de lo que era el haiku. Después del taller, salieron algunos que no estaban mal.

Profe, pues anda que tú, con poesía y todo, qué cosas, hijo, qué listo eres. Y qué caballeroso, no tengo palabras. Ya te digo, probando, probando. Miro a ver qué tengo por ahí para hacer la prueba y esto es lo más bonico que he encontrado.

Eme, pues te gustaría esa poesía, seguro, porque es breve, brevisima y no te calientas nada la cabeza, sólo la disfrutas... de otro modo. Un besito.

Miguel Ángel dijo...

¡Pena de silencio cuando podía escucharse el laúd japonés! Si aprendo la manera de incluirla, palabra que lo explico por el procedimiento habitual.

¡Vaya con el Zen! Japón y China y Asia entera debe ser im-presionante, para decirlo en dos palabras. Un autor al que leo habitualmente vive en Tokio, es murciano, se llama Juan Maciá, publica con frecuencia en el Diario de Murcia, y dice de Japón y nunca termina…

Me pregunto ¿cómo sonaremos los europeos, y en particular los carpetovetónicos, a aquellas gentes? Según me han comentado, les sonamos muy ruidosos. ¿Será verdad?

Me has dejado sencillamente alucinado.

Miguel Ángel dijo...

Acabo de leer a Maciá y te pongo aquí el enlace de su último apunte en blog:
http://blogs.periodistadigital.com/vivirypensarenlafrontera.php/2009/03/08/parabolas-del-loto-pluralismo-sin-discri

También lo puedes "enganchar" desde el enlace que tengo en mi blog.

Y si lo lees mañana, ¡buenos días!

Minerva dijo...

Los haikus se ven facílisimos, jijiji, aunque no sé que tan fácil sea a la hora de intentarlo ... pero bueno, tampoco me preocupa, no aspiro a poeta (o se dice poetiza?), de lo que se salvó la humanidad, jajaja.

Pero el zen es bastante atrayente, me gusta el modo calmado que tienen los orientales de ver la vida.

Un abrazo Clares!

Shanty dijo...

Interesante el haiku, pero me parece que a mí no se me da...

Besos.

Pilar dijo...

Sí se te da Shanty

(¿habré hecho un haiku? --a mí tampoco--)

Be-sa-so

Clares dijo...

Bueno, no es que el haiku se le pueda dar a cualquiera, quiero decir que todo el mundo no tiene la misma disposición, pero con unos años de meditación zen, con un curso de ikebana, un poco de práctica en el kyudo, y unos años intentándolo, a lo mejor sale algo parecido. Es broma... sólo hace falta oído musical, observación atenta de la naturaleza y sensibilidad. Prueba, Shanty, que mira cómo le ha salido de bien a Pilar. Besicos.

Miguel Ángel, gracias mil de nuevo. Ya ves lo buen maestro que eres. Espero ser yo la mitad que tú.

Alfa79 dijo...

Parece sencillo, pero es increíblemente difícil componer cualquier tipo de Haiku o minipoema

Expresar tanto en tan poco. Escribir pocas palabras; mostrar multitud de ventanas, de pensamientos. Ingentes imágenes.

Me ha gustado bastante esa explicación sobre la filosofía Zen. Los haikus me impresionan y me enganchan. Uno de ellos, me recordó a Machado.

Saludos Fuensanta.

Toni Sagrel.

Un profe cualquiera... dijo...

Toda la tarde
con evaluaciones.
Casi me sobo.

Habla el tutor,
los demás comentamos.
Somos chicharras.

Mañana susto:
damos los boletines.
-"Otra vez siete."

(Jejeje, es como comer pipas, te pones y no paras.)

ernesto51 dijo...

Siente el suiseki
de los campos de Ulea
paz en tus manos

Aunque no te lo he envuelto para regalo, es tuyo.

Bueno, como verás ya estoy de vuelta, a pesar de los grñkjjjjfrg (taco muy gordo) de Jazztel. Muy buena la presentación. Me voy a dar una vuelta por tu casa que tengo mucho curro pendiente.

Un abrazo. Ah y muchas gracias por mencionsr a este principiante en Haikus.

Mameluco dijo...

Yo, que he escrito haikus y tankas para aburrir, solo diré lo que decían los maestros del haiku. Cuando compones un haiku, ya eres escritor de haikus.

Que casualidad, Clares hoy miraba el calendario y me di cuenta que era principios de marzo. Hace años escribí unos que se titulaban así: Haikus de Marzo Primigenio y me acordé de ellos.
Son demasiado malos para que los ponga aquí, la verdad, pero siempre está bien que la gente sepa del kaiku, y que aparte de los clásicos japoneses (mi favorito es Shiki) lean los de escritores en español , que los tienen y muy bonitos, como Borges (¡como no!) o Antonio Machado (aunque no sean métricamente exactos o las descripciones sean menos asépticas, por así decirlo, que la de los japoneses).

Miguel dijo...

Pues no conocía el tema, pero voy a ponerme a ello. Parece sugerente.
Un saludo

Clares dijo...

Profe, veo que progresas mucho. Los haikus de las cuatro evaluaciones me han encantado. ya verás cuando te pongas como tema el jefe de estudios, eso sí que da para una fina observación de la naturaleza.

Minerva, anímate, mujer, que no es tan difícil, y ya sé que te gusta el manga, para empezar todo vale.

Si entras en esa poesía, Miguel, vas a descubrir un mundo. Hay muchos libros interesantes, pero también puedes encontrar cosas en internet. Luego pongo alguna página buena.

Anda, Mameluco, ofrécenos algunos de tus haikus. No serán tan malos, hombre.

Matapollos dijo...

Empieza a fascinarme esto de los haikus que no conocía para nada.
Está claro que sóis grandes profesores.
Con apariencia fácil y sencilla pero difícil y complejo en el fondo.
Seguro que por eso mismo en Japón aprecian tanto el cante hondo.

mluz dijo...

Es alucinante este intento de animar a los alumnos a la lectura (¡y escritura!) de la poesía haiku. Ojalá yo hubiera tenido profesores así. ¿qué tal salió el experimento?
enhorabuena, buen trabajo, pienso.
un abrazo
mluz.

Clares dijo...

Ernesto, gracias por el regalo, una cosa hermosa, como todo lo que tú haces. Lo voy a poner en el blog, como regalo tuyo. Un abrazo, amigo.

Matapollos, seguro que es algo que entra en tu sensibilidad. Un día publicaré mis preferidos para que disfrutéis de ellos, como yo disfruto.

Ay, mluz, que los haikus son como tus dibujos: captación inmediata de la realidad, aqui y ahora. Aprovéchalos, que ya verás que fuente de inspiración. Con los alumnos que hicieron el taller la verdad es que fue muy bien, aprendieron el valor de la poesía breve y su significado en la captación de un momento especial. Hicieron ellos mismos algunos que estaban bastante bien.

zanguanga dijo...

Qué gozada, lástima de no tener mucho tiempo para enir más a menudo, qué buen rollo se respira aquí Fuensanta. Un beso, menudo lujo de profe ;)