18 marzo 2009

Ya sé quién sabe de orejas: Just Nicolás

"El hombre del cordero"
de Just Nicolás

"Saber escuchar"
de Just Nicolás

Despues de publicar mi concurso de orejas, recibí una preciosa sorpresa. El pintor Just Nicolás me enviaba estos dos magníficos cuadros, en los que las orejas, la escucha, la atención, eran el motivo, desarrollado, como es propio en él, con una gran originalidad de estilo y con una ternura inigualable. Es lo que me gusta de su pintura, entre otras cosas. Que hay un enorme amor a los seres en ella; se nota en cada pincelada y en cada luz. Muchísimas gracias, Just, maestro, por estas imágenes tan bellas. No me lo esperaba en absoluto y no tengo palabras para agradecerte una atención tan inmerecida con mi persona. Espero que no te moleste que las comparta con este barrio de buena gente.

Como voy a desvanecerme de un momento a otro, doy las soluciones, que ya es casi inútil, pues entre todos las disteis ya, pero tengo que nombrar a la gente que vino a mirar y a decir lo que sabía, o incluso lo que no sabía, que es lo bueno de esto.

Por supuesto, una vez más, UN PROFE CUALQUIERA se alzó con el premio mayor. Las mejores orejas para él, y no de burro, ¿eh? Siempre se las apaña él para ganar en directo o por lazos familiares, pues aún me acuerdo de cuando ganó la abuela de su esposa, que era tuerta, pero muy atractiva.

MIGUEL ÁNGEL, ERNESTO, JOSELU, CABOPA, MINERVA... hicieron después lo que pudieron, que no es poco, pues es gente de mucho peso bloguero.

ALFA79 también participó con su comentario, y quedó bien, la verdad. ¿Y qué decir de FERNANDO MANERO, cuya cultura y buen escribir no tiene final?

PMM y MIGUEL no estaban mucho por las orejas, pero creo que se convencieron de que eran una parte muy significativa de nuestra anatomía. Tampoco RAMÓN sabía mucho de orejas, pero sabía quién era Dumbo, que ya es algo.

SUPERWOMAN trajo las fotos de su nena, cuyas orejicas eran originales y heredadas, creo que como las de todos en este mundo. Gracias, SW. Y PILAR, válgame, llegó un poco tarde. Bueno, un premio de consolación (es que esta vez no valían los enchufes, a la próxima ya lo convoco yo para que valgan).

Espero que esos dos cuadros sean de vuestro agrado. A mí me tienen enamorada. Una vez más, gracias Just por tu arte.

Buen fin de semana, y quien tenga puente, que lo disfrute mucho y luego nos cuente.

18 comentarios:

Dánae Rain dijo...

La verdad es que tienen muy buena pinta los cuadros, con cierto aire Picassiano. Me visitaste y no te había devuelto la visita. Espero no tardar tanto tiempo la próxima vez. Saludos paisanico

cabopá dijo...

Cuanta dulzura y sensibilidad. Ya me había fijado yo en "la donna del ventall". Tienes unos amigos estupendos... "Saber escuchar", que buen título. Siempre me gustaron las caracolas y siempre me he creido que se oye el mar...Besicos.

Oshimatoti dijo...

Vaya con esta Clares...en un dia le has dado la vuelta al blog. Yo que pensaba estar al dia y se me acumula el trabajo...jejeje
Me gusta ver la obra de Just: la temática me transporta a paisajes abiertos y escenas donde fluye el agua, para poder escuchar caer el tiempo de nuestras manos...

Fernando Manero dijo...

Leerte es aprender. Seguir tus pasos ayuda a orientarse en la niebla. Atender tus explicaciones nos hace más sabios, más tolerantes y más curiosos. Bendita sea la curiosidad, que nos mantiene lozanos. Menudo plantel ofreces, en el que figurar supone mucho más que un honor. Gracias por incluirme, aunque a lo de los concursos siempre llego tarde, desprevenido ante auténticos linces de vista afilada, que se las saben todas e investigan con la tenacidad del científico. No es mi caso, pero sí me complace disfrutar de tu compañís y vislumbrar las buenas cosas y las mejores personas que surgen a tu alrededor. Un abrazo

PMM dijo...

Graciñas por la parte que me toca. Y graciñas por compartir con nosotros esos cuadros estupendos.

Murphy White dijo...

Geniales los cuadros!!! (y qué infravaloradas han estado siempre las orejas...)
Un saludo

Pilar dijo...

Yo sólo me consolaré con el premio de consolación con la con-sola-dición de que el consolador sea el segundo cuadro!
¡Mío!

(y si no, no)

Alfa79 dijo...

Preciosos ambos cuadros. El colorido, las formas y sobre todo el contenido y todo lo que transmiten, sin duda.

Gracias por ese "tironcillo de orejas" (en el buen sentido, por supuesto).

"Si las orejas oyesen, podríamos escucharnos a nosotros mismos."

Saludos desde la provincia de abajo.
Toni Sagrel.

Minerva dijo...

Se agradece el comentario estimada Clares, jijiji.

Las pintura son bastante curiosas, la del corderito me parece adorable, por el animalito por supuesto :D da ganas de pellizcarlo y abrazarlo :D.

Que pases un buen fin de semana, que suerte la de Uds. los españoles al tener feriado largo :D, mientras a mi me postergan las vacaciones en el trabajo, jajaja.

Un fuerte abrazo!

ernesto51 dijo...

Enhorabuena por esos precisos cuadros que pàrece ser nos han cautivado a todos. Y gracias, por tus siempre buenos detalles para todos los vecinos del barrio. Cada vez me siento más a gusto en él, por cierto.

Buen fin de demana, o minipuente, o puente, o lo que puedas tener tu.

Abrazos puenteros.

ernesto51 dijo...

preciosos, los cuadros son preciosos (además de precisos)

Perdón, los dedos no me hacen caso a veces

Miguel dijo...

"El hombre del cordero" tiene cierto aire al "Arlequín" de Picasso ¿no os parece? pero no deja de ser original. "Saber escuchar" es un cuadro sereno y ameno. Buen pintor. Gracias por acercarnos estos retazos de arte.
Un abrazo.

Miguel Ángel dijo...

De pintura ya he dicho alguna vez que no tengo idea, pero sí opinión: me encanta “Saber escuchar”; será por el título, por la textura del cuerpo, por la posición de la dama, por la enorme caracola junto a la oreja, por lo descompensado de brazos y piernas con respecto al resto, por los ojos abesugados, por la carnosa boca…, por todo el conjunto, será, será… Y también porque me recuerda algo o alguien que ahora no recuerdo, pero que trataré de encontrar qué es.

Y nada más, Clares, que es un auténtico placer escucharte decir eso del peso globero, que es una auténtica pasada, por supuesto exagerada e inmerecida.

Por cierto, este trasto es la pera. Pues ¿no me ha pedido que verifique ounkisk? Me suena… a ¿lapón? Me corrige y ahora me pide: darche, lo cual es más normal.

Clares dijo...

Miguel Ángel, las palabras de verificación suelen ser muy divertidas, y a veces incluso parece que saben lo que has escrito... Ganas me dan de hacer una entrada al respecto.

Sí que parece un poco picassiano Just, pero creo que tiene un estilo muy suyo, sobre todo en el trasfondo vital que tiene. Me alegra que te haya gustado, Miguel.

Han sido un éxito estos cuadros. Me encanta que os gusten y estoy feliz de compartirlos, pero las gracias sobre todo se las debemos dar a Just, que ha tenido la generosidad de enviarlos.

Un abrazo a todos, ahora que he salido de mi desvanecimiento puentero.

Anónimo dijo...

Ojeras. Eso es lo que nos ha dejado por aquí el puenting.
Gracias por compartir.
Y ahora, a planchar la oreja.

Clares dijo...

A mí sólo me ha dejado los ojos llenos de campo. Me desvanecí el miércoles y aquí vuelvo hecha una rosa... menos mal.

La del Planeta dijo...

Me encanta este pintor que descubrí aquí. Preciosos los cuadros.
Gracias Fuensantica.

Anónimo dijo...

Conozco a Just Nicolás desde hace... cuando a pesar de su juventud ya había ganado el premio Ágora antes de que le salieran los primeros pelos del bigote. Y si algo es preciso destacar de él es su sentido del color: después de ver un cuadro de Just pasa mucho tiempo antes de que otros pintores dejen de parecerte desvaídos o excesivos. Es un pintor muy singular cuya obra se refiere, de manera casi exclusiva, al ser humano, casi siempre mujeres, casi siempre solas, entre lo terreno y lo etéreo, danzando, tocando algún instrumento, como una expresión de una composición musical que sólo él parece escuchar y que convierte en formas, colores... y hasta diría que sabores, olores.