02 abril 2009

Camisetas asesinas


Un disparo, dos muertes. Eso tiene que una mujer esté embarazada, que si le disparas matas a dos, no a una. Para soldados, un lujo, ¿no? Para los estados que los mantienen, un ahorro. La noticia total, además de en muchos periódicos españoles "antisemitas", en La Vanguardia.
¿Se va comprendiendo? La foto es la foto. La noticia es la noticia. Andando, que es gerundio.

18 comentarios:

Ramón de Mielina dijo...

di que sí, así va el mundo... siempre he dicho que los ejércitos están llenos de una panda de anormales... salvando las excepciones claro, pero la mayoría han jugado demasiado a videojuegos... o no, quizás hayan visto tanto que se les hayan evaporado todos los límites. peligroso darle un arma a cualquier persona... por eso no quiero tener nunca un arma en casa, porque todos la usaríamos alguna vez incluso por error. o por miedo

Clares dijo...

Eso es lo que hay, Ramón. El caso es que el ambiente tiene que estar de una determinada manera para que se llegue a esto. ¿Crees que un ejército europeo consentiría esto a sus soldados? No me gusta ningún ejército, pero desde luego, esto es ya pasarse de castaño oscuro. Un escándalo y una vergüenza. ¿Se consentirá algo así por los mandos? De momento, sí.

Mameluco dijo...

Recuerdo ahora la imagen de "La Lista de Schindler" cuando ponían a unos pocos en fila y le disparaban, para ahorrar balas. Pero claro, allí morían judíos...que por lo que se ve es diferente.

El mundo es vomitivo.
Y el Estado de Israel lo hace un poco más nauseabundo aún.

Clares dijo...

Si se lee la noticia completa, se ve que los mandos tibiamente dicen que no están muy de acuerdo, en fin, que los chicos hacen algo privado, que es para celebrar el fin de cursos... ¿sobre leyes internacionales? ¿Sobre genocidios? Pues sí, Mameluco, realmente nauseabundo, en general. Si ves el banner de AI que he puesto, seguirán las náuseas y demás... pero en fin, esto tenemos en el mundo.

Matapollos dijo...

Aberración.
Da miedo pensar cómo un ser humano es capaz de perpetrar salvajadas como ésta y lo que es peor que otros lo consientan.
Cuando surjen sentimientos tan cargados de crueldad y se hace marketing con la guerra, algo está yendo realmente mal en nuestra especie.

ernesto51 dijo...

Dolor, asco e ira. (eso es lo que me produce)

Yolanda dijo...

Realmente da asco leer a veces los periódicos. Y habrá tantas barbaridades que ignoremos... Dan ganas de borrarse de la raza humana para que no te comparen con semejantes asesinos. Y hay mucha gente que los justifica, gente aparentemente corriente que tiene una familia y un trabajo digno. ¿Todos somos igual de humanos y racionales? No lo creo.
Un saludo.

Clares dijo...

Lo he puesto, la verdad, porque me he escandalizado, y compartirlo alivia un poco la repugnancia que produce.
En fin, tendremos que hacernos a la idea de que el género humano es así... o ¿quizás no? Porque a lo mejor vivimos muy condicionados y estos muchachos que encargan esas espantosas camisetas están recibiendo entrenamiento para ello. No se puede entrenar para matar seres humanos si no es convirtiéndolos en animales u objetos, así que ese es el proceso.

cabopá dijo...

¡¡¡¡horrible cobardía!!! Estas cosas estremecen y ponen los pelos de punta. A veces me pregunto qué pensaran las madres de estos energumenos fanaticos: los que las hacen, los que las diseñan, los que las venden, los que se las ponen....PAZ. Besicos.

Miguel Ángel dijo...

Pellízcame o dime que es mentira. ¿De verdad estoy despierto y no es un mal sueño?

¡Qué brutalidad, madre mía, qué gente, qué país, qué mundo!

Clares, buenas noches, me voy a la cama a ver si duermo y mañana empieza un nuevo día.

Un abrazo muy cariñoso, y no te olvides de leer lo que te espera en mi blog, donde tú sabes.

Clares dijo...

Espero, Miguel Ángel, que hayas descansado. Este es mi último día de trabajo antes de las vacaciones. Por fin. Leí lo que me dices, pero un poco corriendo, la verdad, porque la curiosidad es mi defecto y mi virtud. Pienso volver a leerlo despacio. La primera conclusión que saqué es que era un precioso discurso. Ya volveré con calma y recreo.
Eso, amigo, es un horror, me indignó. La explicación es peor aún, aparte las consideraciones sobre el género humano. Es que a los soldados los entrenan para el mal y para la violencia, por lo tanto, los tienen que entrenar en el odio. No puede ser de otro modo. Si es de otro modo, el sistema se hunde y no funciona. El primer objetivo es convertir al enemigo, sea quien sea, en un animal, alguien que no es tu semejante. Y si no te lo crees, había unas camisetas peores: unas donde ponían que un objetivo cuanto más pequeño, mejor, porque se sobreentendía que el tirador tenía que ser más hábil; la ilustración representaba a un niño. ¿Y ahora qué? Espanto.

Miguel Ángel dijo...

Buenos días, Clares, que me gusta que te haya gustado, que yo ya lo sabía que te iba a gustar.

En cuanto a lo otro, estoy convencido de que no es un defecto de fábrica, no. Hay algo perverso en, (no sé si en todos y todas, me refiero a la humanidad entera), gente malnacida que encima tienen poder para jorobar al resto, que ya que tenemos lo "nuestro", les tenemos a ellos fastidiando.

Habrá que volver a meter el mundo entero en el horno para rehacerlo.

¡Empieza bien la vacaciones!

Superwoman dijo...

Me pueden estas cosas... me pueden, me pueden, me pueden...
Un supersaludo

Joselu dijo...

Espeluznante. Cuando lo leí, se me quedó mal cuerpo. El estado de Israel está quedando en manos de los fanáticos extremistas. No hay idea por ideal que surja que no se vea enfangada por mierda como esta. Terrible.

Miguel dijo...

Leí esta noticia y sentí repugnancia. No tengo palabras para repudiar esto.

Un abrazo.

PMM dijo...

Sin palabras. Cualquier adjetivo calificativo que signifique desagrado en cualquiera de sus grados, es insuficiente.

La del Planeta dijo...

¿¿Cómo no van a hacer esto si sus propios gobernantes dicen abiertamente que es mejor matar a los niños palestinos antes de que crezcan y se conviertan en terroristas????
Es tan repugnante como ver que el mundo mira hacia otro lado frente a esto, igual que miró hacia otro lado cuando los nazis exterminaban judíos.

Pilar dijo...

asco
ylo peor es que podría pasar desapercibido el mensaje en esa lectura en que la publicidad juega con los colores, con los diseños dejando el mensaje lingüístico para lo último...y ahí está.