01 octubre 2008

DARWIN



Ahora que la derecha ultraconservadora, de intereses siempre tan espirituales, desentierra sin ningún complejo ni autocrítica la teoría creacionista, mi amigo del ciberespacio Mameluco hace una magnífica entrada en su blog sobre la teoría de la evolución, a la que titula muy sabiamente "Cretinismo", una mezcla afortunada de dos palabras que el lector ya puede ir pensando y uniendo con la cola de sus avispadas neuronas.
Yo no tengo los conocimientos ni el buen explicar de Mameluco. Él es geólogo y yo no soy más que filóloga, que es como decir nada, pues el lenguaje humano es lo que es y no hay que empavonarse demasiado. O sea, que sé poco, una culturilla general, sobre todo esto de la naturaleza, quitando la botánica que siempre me ha gustado mucho y he tratado de enterarme de algo. Como sé poco, no me atrevo a exponer teorías, pero hace muchos años, en el pleistoceno más o menos, me leí este par de libros. Los leí y miré los santos, como decían nuestros abuelos, aunque santos traía pocos; más bien unas magníficas ilustraciones del dibujante de los viajes de Darwin. Si aún se encuentran en alguna biblioteca, aparte de en la mía, a mis amigos lejanos de los blogs les recomiendo echar un vistazo. Yo voy a revisitarlos. Con la que se nos viene encima, más vale ir tomando ideas. Viva la teoría de la evolución. A mí no me importa en absoluto nada descender de ancestros tan nobles como los simios. De hecho, me considero una simia muy afortunada, ilustrada y evolucionada. Los creacionistas lo tienen crudo, porque si los creo una divinidad tal como suelen ser, esa divinidad no era muy lista, la verdad.

7 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Y yo que pensaba que el que quería desenterrar era el superjuez.

ernesto51 dijo...

Yo también los disfruté, en el pleistoceno igualmente, y los recuerdo como una joya en su momento; creo que te imitaré y tocará releerlos.

Voy a pasarme a ver el blog de Mameluco, me has puesto los dientes largos.

Un abrazo

Clares dijo...

Pasa, pasa por el blog, que merece la pena, de verdad. La explicación que da es una obra maestra de la didáctica. Y pensar que un tipo así de enseñador no ha sido considerado digno de serlo... Me da una rabia. Luego aprueban las oposiciones algunos pedazos de inútiles que no veas.

Mameluco dijo...

Me ponen colorado de la vergüenza. Simplemente quería contestar a de Prada, y a que no es la primera vez que suelta exabruptos sobre esta cuestión. Lo malo es que en nuestro país nunca ha sido un problema, y con los nuevos aires de la derecha española, lo va a ser. O eso lo parece.

Yo siempre explico que no hay nada más bello que venir de las estrellas, que es de donde al final venimos todos, pues son el lugar donde empezaron a fabricarse los átomos de los que estamos formados (La nucleosíntesis). Somos, pues, como dice la canción, Stardust memories.

Tampoco entraré en el nivel en mi oposición que fue lamentable. Yo no me hubiera aprobado nunca, jejeje.

Perdón por el retraso en entrar. He estado escribiendo una cosa y he estado disperso en otro siglo.

Un saludo.

Quicus Magnificus dijo...

Viendo la estupenda pintura de Darwin pienso que me recuerda a alguien...¡ya lo tengo! ¡Es Niles, el hermano de Frasier! (Espero que conozcas Frasier, si no es así te lo estás perdiendo).

Los naturalistas de la época siempre iban con un dibujante o a menudo hacían ellos mismos los dibujos. Los mejores que he visto son los de la expedición Malaespina, tan bonitos como literario es el nombre.

Saludos y gracias por pasarte :-)

Clares dijo...

Jo, Quicus, no me había dado cuenta... ¡Es totalmente Niles! Claro que conozco a Frasier, era mi serie preferida, pero ahora ya no sé dónde la ponen, porque me di de baja del plus y se acabó... Luego paso por tu blog y te pregunto dónde siguen poniéndola. Era genial.

Mameluco dijo...

Jajajajajajajajaja

Niles...

Afortunadamente, Charles no era tan snob con los hermanos Crane...

Yo me quedo con Marty Crane. Es más del pueblo llano.