23 octubre 2008

Quemar después de leer, qué risa

Resulta que mi casa está muy cerca del cine Rex, uno de los pocos cines que aún quedan dentro de la ciudad. Hace un par de años lo querían quitar, y supongo que aún quieren, pero que están dando largas a la ciudadanía mientras hacen sus negocios inmobiliarios; la gente se movilizó por entonces. De momento no lo han cerrado y parece que funciona. A propósito de esto, uno de nuestros capitostes culturales se permitió insultar a la gente de Murcia, diciendo que éramos todos unos paletos que no queríamos coger el coche para ir al cine. Si nos hubiera dicho comodones o mojigatos ecologistas, o tacaños, pues vale, mal nos hubiera sentado, pero los insultos tendrían más lógica, pero lo de paletos, unos provincianos no lo aguantamos bien. Y debe de ser que el buen hombre es de Madrís, Madrís, Madrís, y está acostumbrado a coger el coche hasta para ir al lavabo, así que lo nuestro, lo de pasearnos por la ciudad y meternos sin más trámites que comprar la entrada en un cine le debe de parecer de una paletez insoportable.
Resulta también que ponían esta película y anoche fuimos a verla, andando, naturalmente, y eso que llovía, pero es que somos unos paletos y para recorrer un par de calles no nos gusta sacar el coche.
Me lo pasé genial. Me reí muchísimo. Me encantó la actuación de Brad Pitt; no lo había visto tan bien desde la Entrevista con el vampiro de Neil Jordan, y eso que en esta de los Coen no está ni guapo, la verdad.

Estos hermanos Coen siempre me han gustado a mí, al menos en las comedias. No me gustó tanto la del Bardem, aunque tenía su cosa, pero en general me divierten mucho. Ya me dijo mi hermana, cuando le dije que me iba al cine, que era una película divertida. No me la ponderó mucho, porque ella es lista y sabe que si me dice que me voy a partir, luego no es así. Terminando la semana, una semana de mucho trabajo, reírse un buen rato con una parodia de las películas de espías, es un descanso. Me acosté más tarde que de costumbre, pero con una sonrisa y pensando que soy una paleta de tomo y lomo por gustarme tanto irme dando un paseo al cine, incluso si llueve. Que sí que llovía, como una bendición.

12 comentarios:

Laura dijo...

No hay color entre ir a un "cine de calle" y los abarrotados cines de los centros comerciales. El rex es mítico.
Veré la peli, gracias por la recomendación.

Saludos :)

supersalvajuan dijo...

Aunque nunca superaran lo que hicieron en "Muerte entre las flores".

Elfstone dijo...

el dueño del Rex es una mala persona. Suerte que tenemos un estreno bueno porque muchas veces mete peliculas normales qe no llenan con el fundamento de decir es que no va nadie al REX. Pues yo lo que no voy a subir es a la Condomina o al Thader así que a mí como cinéfilo ya me han perdido, si todo el mundo hiciera igual a lo mejor habría cines en Murcia pero como lo que la mayoría va al cine es a meterse mano y van sin saber a qué película van pues prefieren ir a un centro comercial donde pueden decidir. Con lo fácil que es mirar la cartelera por inet

Clares dijo...

Viva el Rex. Y que yo viva cerca. Me tiene enamorada esa idea.

laura, completamente de acuerdo. Un lujazo estar en tu barrio y tener un cine cerca, al que llegas dando un paseíco, después de un pincho en cualquier sitio, y después un café o una copa.

y lo de los centros comerciales, elfstone, no tiene nombre ni apellíos. Nada de nada.

Clares dijo...

Super, que sí, que Muerte entre las flores era una peli magnífica, quizás mi preferida de estos hermanicos, porque si me gustan las comedias, más aún me gusta el cine negro. Era buenísima la peli.

PMM dijo...

Pues yo he vivido en Madris, Madris, Madris, y una de las cosas que más odiaba era tener que ir al cine en coche. Ahora que vuelvo a ser provinciana, me encanta ir paseando desde mi casa, y al salir del cine, poder tomarme algo en un bar o cafetería que me encuentre y que no sea una franquicia de estas que hay en los centros comrciales y seguir mi paseito de vuelta a casa.
Iré a ver la película.

Clares dijo...

Veo que pmm me da la razón en lo del paseo, la tapa y la cerveza, antes del cine, teniendo ella la experiencia de la capital... Veo que no somos tan paletos como quería decir Ujaldón, nuestro ilustre gestor cultural. Un abrazo, amiga.

Quicus Magnificus dijo...

Pues a mí me pareció flojita, nada que ver con la genial "El gran Lebowski". Tiene momentos muy buen, como la charla en la embajada rusa con el señor Kabronski, o los intentos de Pitt por parecer un tipo duro...pero me reí menos de lo esperado.

Saludos

Dave NeWaza dijo...

Me temo que coincido con Quicus, es notable pero no sobresaliente. Quizás sea por la elección de actores de renombre...

Clares dijo...

No sé si tenéis razón Quicus y tú... Bueno, sí tenéis, porque el cine es algo muy personal, incluso muy del momento. Yo, desde luego, me reí muchísimo con el Gran lebowsky, y me pareció buenisima Fargo, y Muerte entre las flores, como ya he dicho, pero esta me pilló de buen rollo, con necesidad de reírme, y no digo que sea buenísima ni la mejor, sino que me reí mucho y salí relajada y contenta. Luego he oído opiniones de todos los gustos, Una cuestión personal y circunstancial. Saludos.

JoPo dijo...

no me han hablado muy bien de esta peli, pero me kedo con tu recomendancion, aunke no creo ke vaya al cine en un tiempo. para el dvd.

muchas gracias por tus palabras

ernesto51 dijo...

Bueno yo también he oído las dos versiones, que si buena qe si no tan buena; la veré y opinaré. ah¡¡¡ e ir al cine es todo, no solo ver la película, es el paseito, la convidada antes o después (o/y, la charleta... todo lo que acompaña, y la sala (lo de los centros comerciales para sitios fríos comoFinlandia).

Abrazos