30 octubre 2008

Un regalo de Todos los Santos

Nada de Halloween, nada de costumbres extrañas a nosotros. En la Murcia profunda dicen que pasan estas cosas. Yo no las creo, pero la gente las cuenta. Dejo aquí el enlace con un cuento de aparecidos, para quien tenga el tiempo y la paciencia de leerlo. Aconsejo el siguiente truco para una más cómoda lectura: copiar y pegar en Word, quizás imprimir, luego leer cuando se tenga ganas y tiempo, mejor con unos crisantemos en un jarrón y a la luz de gruesos velones. Mejor aún si se alegra el paladar con unos huesos de santo y una copa de mistela.

EL LOBO
Un cuento de aparecido

11 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¿Cuentos de aparecidos?, ¡no, gracias! ¿Después cómo hacemos para dormir?, ni con todo un Cuerpo de Caballería al pie de la cama lo conseguiremos.
Nosotros no creemos en las brujas, pero que las hay, las hay.
¿Alguien quiere venir a velar hoy nuestros sueños?, por si acaso...

Clares dijo...

jajaja, Clara, Pepe, tan mayores y tan miedicas. No me esperaba eso de vosotros... Mi abuela, una de ellas, no recuerdo cuál, decía que el miedo había que tenérselo a los vivos. Yo particularmente, no suelo tener miedo, pero si acaso, a los que respiran, que son los que tienen peores intenciones.

Mameluco dijo...

Yo tengo también la intención de escribir un cuento. Así que leeré el suyo cuando haya chapurreado el mío, si me lo permite.
Ya le comento cuando eso, ¿vale?
Un saludo,
M.

supersalvajuan dijo...

Mejor con vino y con jamón. Y que feos son los crisantemos, por Dios.

Clares dijo...

Mameluco, no hay ninguna obligación de leerlo. Es un cuento viejo, escrito en los años noventa, dentro de una colección de cinco dedicados al tema. En principio, se llama "Cuestión de fe", y no te mosquees, porque el protagonista y narrador es un cura viejo de pueblo, con todas sus monsergas, porque así es la cosa.

Super, los crisantemos son la flor nacional del Japón. A mi no me parecen feos, la verdad. De hecho siento que no pueda haber todo el año. Cosa cultural.
Lo de la mistela y los huesos, era una simple sugerencia. Cada cual...

PMM dijo...

Leído está. Porque para mí no hay nada como abrir un regalo. Graciñas.

Mal bicho dijo...

Muy buena historia. Ya tendemos a Iker Jimenez haciendo preguntas, jajaja.

Mameluco dijo...

Me ha gustado mucho el cuento.
Se puede decir que es de la tradición murciana (por los localismos) de aparecidos, jajaja. Mañana, que es día de los difuntos contaré uno genuino de mi abuela, que supongo que se lo contaría mi bisabuela.
Pero está muy en la tradición española de los aparecidos, y sobre todo de las peleas de las lindes.
Y con prota cura, mejor que mejor.

Feliz día de todos los Santos...

Clares dijo...

Mameluco, muchas gracias por el esfuerzo de leer algo tan largo. Y me alegro de que te haya gustado. Ya te digo que de hace unos quince años, pero tiene algo que me sigue gustando, aunque ahora ya no escribo así. he evolucionado, como los pokemon.

Joselu dijo...

He llegado a tu blog siguiendo el enlace a tu comentario en el mío. He visitado el blog de Ernesto51 y ha sido un descubrimiento. Hemos coincidido en plantear el mismo tema relativo al Congo y su tragedia continuada. Me tomaré esta noche unos panellets con una copita de mistela y me felicitaré por este encuentro. Un cordial saludo.

Clares dijo...

Gracias, Joselu, por seguir el enlace. Me alegro tanto de que hayas conocido el blog de Ernesto. Es un tipo magnífico y tenéis mucho parecido en vuestros planteamientos. Te visitaré a menudo, porque me parece interesante tu blog. Saludos.