28 octubre 2008

MOLOCH de Alexander Sokurov










Bueno, que en medio de la vorágine que llevo, más trabajo del que puedo llevar, me ha dado por el cine. Tengo al lado un cinéfilo incansable y no lo puedo seguir en todo, pero algunas veces consigo sentarme y mirar. Anoche fue una de esas felices ocasiones, y eso teniendo en cuenta que me cuesta mucho entrar en una película que empieza como ésta, con unas imágenes abstractas, según yo las veo, a las que no encuentro -aún- su sentido.
Tiene mucho de teatral, mucho de representación misteriosa; una puesta en escena magnífica, unas imágenes de una gran belleza, pero con esa belleza que se puede imaginar que tiene el infierno. No puedo referirme al infierno ardiente de nuestra infancia, sino a un infierno frío e interior, un lugar entre los sueños y los recuerdos arquetípicos, aquello que se teme sin haber estado nunca allí. Era una continua metáfora de la muerte. Siempre he imaginado el frío de la muerte, y quizás en eso soy como los árabes, que imaginan el infierno gélido, al contrario que en nuestra cultura.
No puedo recomendar esta película. No, de verdad, a no ser que seais unos curiosos impenitentes e irredentos. No puedo recomendarla porque no me gusta mandar al infierno a nadie. En todo caso, podéis verla sabiendo lo que hay: no hay nada.
Os dejo un trailer, para haceros una idea, y estos enlaces para saber más.

Reseña técnica

Sinopsis

Sobre el director

Y más sobre el director

Al que, por cierto, luego escuché comentar su idea de la película, en una entrevista en Barcelona, y me interesó mucho lo que decía.

7 comentarios:

Mameluco dijo...

Solo por la sinopsis me la pongo a bajar ahora mismo...
Sin trailer ni nada.

Yo soy curioso.

Y de esos curiosos que si no hay que moverse de casa y pueden satisfacer su curiosidad, mejor que mejor...

Hitler y sus amigos en Berchtesgaden.
Maravilloso plan.

Mal bicho dijo...

Bueno, no todos los dias va a ser fiesta.
También tiene que tocar algún "pescadito" de vez en cuando.

Clares dijo...

No he querido recomendarla, Mameluco, porque es una película dura, no en el sentido de las imágenes de esas que hieren la sensibilidad, sino en el sentido más profundo y también en el cinematográfico; no es fácil. Pero es un viejo truco: lo que digas no, será sí. Sé que con curiosos como tú no hacen falta trucos, porque los curiosos, yo también lo soy, caen siempre.
Y a ti, Malbicho, es verdad, hace poco me reí y a continuación me quedé con la cara cortá viendo esta película. Ya te digo, mi chico me da una de cal y otra de arena. A él, como cinéfilo, no le gustó demasiado la de los Coen. Yo es que soy más simple que un mazo para estas cosas. Y esta de Sokurov me gustó, pues claro, pero no es la palabra exacta, más bien me impresionó.

pmm dijo...

Pues yo tampoco soy de este tipo de películas, pero como tengo en casa a un enamorado de la segunda guerra mundial, y entiéndase esto correctamente por favor., voy a ser buena, y le voy a comentar lo que tú has dicho sobre ella. Así que es bastante probable que la vea. Menos mal, que gracias a tener una preadolescente en caso, la mente se disipa de vez en cuando con cosas menos trascendentales como High School Musical y compañía

supersalvajuan dijo...

el infierno es una cosa muy personal.

Mameluco dijo...

Yo he visto dos veces sin parpadear "Saló o los 120 días de Sodoma" de Passolini, y aquí me tiene tan pichi.
La ví una vez en un cineclub y la gente se salía a oleadas, jajaja...
Tambien he visto una coreana llamada "Mentiras" unas cuantas veces, y como ya sabe soy adicto a Peckimpah, al Bergman más descarnado de "Persona" o "La Hora del Lobo"...

Yo si las recomiendo todas. A todos.

Porque la vida es así.
Películas de mal rollo.

Clares dijo...

No, si esta no es de las de esa clase, ya te digo que no hay violencia ni escenas hirientes,,, es sólo lo que tú dices, mal rollo.