05 noviembre 2008

Las lágrimas negras de Jackson


Foto tomada de La Vanguardia


Es evidente que no me refiero al que canta y se blanquea hasta la disolución del ser, sino al que llora en una foto que habrá dado ya en estas horas la vuelta al mundo. A las lágrimas de Jesse Jackson, activista de los derechos civiles, candidato que fue a la presidencia sin éxito. Aún no había pasado por allí Bush junior, el colmo de todos los colmos y la guinda del hartazgo de los americanos -supongo- y del mundo entero. Qué felicidad no verle más el careto en los telediarios, esa mirada de aguilucho torpe, esos labios comprimidos de reprimido, esa sonrisa de vaquero satisfecho de su párroco. Un placer no verlo más. Y sin embargo, ver la foto de un hombre joven y, más que negro, atezado, con una mirada inteligente. Luego hará lo que pueda o lo que le dejen, y que lleve cuidado, mucho cuidado, que hay mucha costumbre de acabar a tiros con lo que no conviene. Por ejemplo, con Martin Luther King, que también era negro, y éste bien negro. De él precisamente me he acordado de inmediato, cuando he visto esa imagen conmovedora de Jackson llorando a lágrima viva. Al momento he oído un discurso en el que se nombraba al líder de los derechos civiles asesinado a tiros y se le comunicaba, allí donde estuviera, lo que hoy habia pasado en EEUU. He visto también a muchos hombres y mujeres llorando, cantando, dando saltos. Hoy está en las mentes de todos su imagen, su sueño. Por mucho que soñara nunca podría haber soñado con esto. Mientras dure la ilusión, durará el sueño. ¿Despertaremos para comprobar que la realidad es otra? Ojalá no sea un sueño del que despertemos, que sea, por una vez, el día de hoy el despertar de una pesadilla.


11 comentarios:

Eusebio dijo...

Felicidades por el artículo, Clares, estoy de acuerdo contigo, espero que cumpla sus promesas y que los pistoleros, que tanto abundan en su país, le dejen.
Un abrazo.

PMM dijo...

Lo has explicado de diez. Hoy al ver el Telediario, me ha encantado oirle decir a Obama que él es una prueba de que el "American dream" es posible. y hoy, yo creo que de verdad lo ha sido, al ver como tú dices la cara de Jessie Jackson, y la de otros muchos ciudadanos, blancos y negros, que lloraban por un atisbo de esperanza.
Y sí, por fin ya no tendremos que ver a partir del 20 de enero la cara del Sr. Bush. Amén!

Mal bicho dijo...

Entiendo la emoción que tuvo que sentir la sociedad afroamericana ayer.
Como dijeron McCain y Obama, América ayer dió una lección muy importante a sus cuidadanos. Yo desde luego sentí como si las miles de almas de aquellos pobres esclavos de los campos de algodón descansaran en paz.
Muchos de los negros de cierta edad recordarán seguro vejaciones que sufrieron de niños, o sin duda historias de sus abuelos o bisabuelos sobre la esclavitud. El propio Obama mencionó también en su discurso de ayer a una mujer afroamericana de 106 años, que pertenece a la primera generación de los negros libres.
Sin duda una gran parte de Ameŕica ayer se fué a dormir muy reconfortada.

Mameluco dijo...

Despertar del sueño para el que haya dormido...jejeje.
Evidentemente es mi incontolable cinismo que sale a flote.
Pero para todos los negros de Norteamérica debe ser, no ya bello, sino justo, el y ¿por qué no?, que uno de su raza se siente en la poltrona del Despacho Oval.
Pero lo importante es que su color haya supuesto una cosa secundaria. Lo importante es que ha canalizado unas ganas de cambio. Evidentemente despues de 8 años de Bush era relativamente fácil. Pero supongo que el negrito aplicado, como yo lo llamo cariñosamente, ha sabido contagiarlo.

Anoche ganamos todos. Bush se va a su casa a freír monas.

supersalvajuan dijo...

Parece un angelico del Trivial, pobrecico. Hay vidas que merecen ser vividas.
http://www.youtube.com/watch?v=k4SLSlSmW74&feature=related
Dedicada a quien hay que dedicarla.

Clares dijo...

Gracias, Eusebio. Valoro mucho tu opinión. Creo que todos estamos contentos. Sinceramente, nunca pensé que me diera alegría una elección norteamericana. Pero ya lo he dicho, por no ver al otro... y por la esperanza que éste otro suscita.

Profe pmm, ¿me has puesto el positivo? Eso dicen los más pequeñajos, y a mí me da mucha risa lo del positivo. Y sí, me congratulo de que se largue, como dice Mameluco, a freír monas Bush. Me parece que ese sentimiento domina en todos.

Malbicho, la lectura de cualquiera de los buenos libros sobre la esclavitud, por ejemplo, recuerdo el de Mossen, te pone los pelos de punta y te produce la mayor indignación. Este es un gran triunfo de la humanidad, ya digo, por mucho que soñara King, nunca lo pudo imaginar.

Mameluco, yo espero que sea despertar de una pesadilla a una realidad mejor, y no que pasado un tiempo sea un sueño halagüeño del que salimos a una realidad tan espantosa como antes de dormirnos.

Super, oído cocina. Sé lo que quieres decir y creo que tienes el mismo temor que yo. Supongo que habrá más gente albergando el mismo temor. Gracias por el enlace al video del cumpleaños; hacía tiempo que no lo veía y es genial.

ernesto51 dijo...

Artículo exquisito, acertado y por ello, me uno a PMM en la puntuación: SOBRESALIENTE jejejee

Otra cosa<¿sabeis donde se pide la vez para la patada en el culo al saliente? Yo ye recperado unas botas con puntera metálica para la ocasión.

Gracias Clares. Abrazos.

mobesse dijo...

El artículo, estupendo. A mi también ha conseguido llegarme al alma la imagen. Después de leerlo me he quedado mohíno; no me fío ni un pelo. Además, aunque consigáis clavarle la punta metálica al Bush, no me puedo olvidar de los que han perdido, las botas, los pies y más arriba por su culpa; directamente por su culpa.
Pero ¡qué puñetas! vuestros comentarios me dan ánimo. Venga, claro que sí, me alegro con toda la gente que se alegra.

Clares dijo...

Mobesse, la patada es simbólica, por muchos deseos que tengamos de que sea real, con esas botas bien guarnecidas que tiene guardadas Ernesto para las grandes ocasiones, como esta, por ejemplo. Gracias por ser tan amable de apreciar mi artículo.

Gracias a ti también, Ernesto. Creo que os ha gustado, porque lo he escrito con el corazón. He sido una fiel lectora de Luther King y puedes imaginar que esto me ha emocionado mucho.

Pilar M Clares dijo...

La verdad es que no he estado atenta al culebrón de las elecciones estaounidenses- importantes por otro lado, lo sé- porque las presentía bien previsibles este 2008. Mientras todo el aparato estadounidense quiebra el mundo --algo de la crisis tiene que ver con el show electoral ¿no crees?--, mientras seguimos a diario las noticias bien elaboradas y pasadas por el marketin -así es, así lo exigimos- ...mientras todo, el mundo real sigue existiendo, el que no tiene visibilidad, el que no sale en la tele, que viene a ser sinónimo de el que pierde sistemáticamente. Pero bueno, estamos hechos, y lo aceptamos como realidad. Y nos congratulamos y aliviamos con razón.

NO sé qué hubiera sido del mundo sin Bush, seguro que mejor en alguna medida.
A pesar de la alegría de perder de vista no solo estética --que ya es ya--al gilipuertas y dañino de Bush, pues la verdad, eeuu sigue siendo lo mismo, aunque se agradece al menos el cambio de discurso y que esa federación enorme de estados se haya planteado otros valores ¿y son las mismas personas votantes...y las que volverán quizás en otro tiempo a votar lo contrario...? NO sé, me suena todo a espejismo, y es quizás porque no veo a los podereos del mundo muy poco asustados: ni a esos señores de la guerra, ni a los de la bolsa que hacen dinero del dinero, ni a los empresarios que desprecian comida por papel mientras el 80% se muere de hambre, ni a los de las armas que bastante les importa que sean siempre para matar --¿habrá mayor estupidez que esa?-, ni a los que trafican con seres humanos buscando sus hígados, su sexo, su trabajo como esclavos, ni a las mafisa consentidas por los estados... uyyyyhhsss
Pues la preocupación de ellos, es directamente proporcional a mi euforia. NO obstante estoy contenta, dicen que la bolsa se estabilizará.

Besicos, hermosa.
Besazos

Clares dijo...

Pues toda la razón tienes, Pilar, pero yo pensaba en la cuestión racial, en principio, y me conmovireron las lágrimas de este hombre y el discurso subsiguiente, que terminó en Alelujah, alelujah, alelujah... Si has seguido la historia y has leído a King, es un momento emocionante. Todo lo demás vendrá después y ya veremos. Ese ya veremos es el lema de estos días para mi. ¿Que suscita la esperanza? Pues sí, y por ahí he leído, concretamente en el post de Ernesto (Testigo) sobre el artista Roberto González Fernández, que te recomiendo mirar atentamente, que "Renunciar a la esperanza es un suicidio espiritual". Qué le vamos a hacer, yo me creo esas cosas.